Ya estamos en semana de Gran Premio, en este caso el GP de Singapur. El circuito de Marina Bay debería ser un trazado propicio para Ferrari e, historicamente, para McLaren y es que el motor pierde importancia en un circuito urbano. Los problemas de los de Woking, pero este año van más allá del déficit en la unidad de poténcia de Renault, el chasis tampoco es bueno y es por eso que Zak Brown tampoco espera grandes mejoras para lo que resta de temporada.

Los GP de Bélgica e Italia han sacado a la luz el gran problema que tiene McLaren con la velocidad punta y es que los ingleses no pueden competir con sus rivales. Mientras los demás han ido mejorando, en Woking no han hecho más que retroceder en cuanto a prestaciones.

McLaren lleva sin entrar al TOP10 en clasificación desde Mónaco y solo ha marcado puntos en tres de las últimas nueve carreras.

Según los compañeros de Autosport, Zak Brown cree que el equipo seguirá luchando con este monoplaza, pero es una realidad palpable el hecho de que no es un buen coche de carreras: “Seguiremos luchando con este coche, pero desafortunadamente hemos hecho carreras muy pobres y eso no es síntoma de cambios, tenemos que reconocer que no tenemos un buen monoplaza de carreras”.

Me espero, por desgracia, unos resultados similares para lo que queda de temporada– quizás algo mejor en algún circuito en concreto. Realmente no me espero ningún milagro”.

Parece que estamos yendo hacía atrás. En realidad, todo el mundo ha ido mejorando, pero en Fórmula 1 si tu no mejoras, estás perdiendo terreno. No nos vamos a rendir en el desenvolupamiento del monoplaza porque estamos identificando los problemas y queremos ver si somos capaces de solventarlos“, concluía Brown.

McLaren está en la sexta posición del mundial de constructores, habiendo ganado una posición con la exclusión de Force India, pero también es cierto que Racing Point solo está 20 puntos por detrás tras tan solo dos carreras disputadas.