El niño más pequeño de la clase de Stockdale, Ohio, ha crecido a causa del acoso infantil y se ha vuelto dolorosamente consciente de que podría caber en un casillero de la escuela.

Zach Veach todavía es pequeño en estatura ahora que es un piloto de Verizon IndyCar Series a tiempo completo para Andretti Autosport. Pero aprendió a usar las carreras como herramienta para compartir lecciones de vida y así enseñar a otros. Su relato de ser una víctima del bullying infantil es una revelación, con historias que no son solo un testimonio de lo que él ha superado, es un mensaje para ayudar a los jóvenes en una situación similar.

Cuando los niños descubrieron que quería competir, recibí mucha intimidación. Recordó. La mitad de mi diente frontal es falso porqué me golpearon contra un escritorio. Aprendí que encajo muy bien en un casillero. Terminé en un contenedor de basura varias veces.

Tenía a todos diciéndome que dejara de correr, pero tenía un gran apoyo que creo que muchos niños no tienen. Tenía muy buenos maestros y una gran familia que me empujó. Si no fuera por ellos, no estaría aquí hoy. Pienso en eso todos los días. Hay niños que necesitan esa influencia positiva en sus vidas.

Había un niño sentado a mi lado que me agarró por la parte posterior de la cabeza y golpeó mi cabeza contra un escritorio tratando de hacerse el gracioso, dijo el piloto. No creo que tuviera la intención de romperme el diente. Solo estaba tratando de ser divertido, pero ese fue el resultado.

Una de las historias sobre las que siempre bromeo es que gané una carrera de go-kart en Indianápolis. Tenía un sombrero con un ‘primer lugar’ en él, y estaba emocionado por eso. Llevé el sombrero a la escuela al día siguiente y un niño lo cogió y lo tiró a la basura. Le echó leche por todas partes, lo cual es gracioso al pensarlo ahora. En ese momento, no pensé en eso. Pero mirando hacia atrás, pienso: ‘Algún día, espero tener leche en mi sombrero otra vez.

Veach no permitió que la dura crueldad que soportaba lo apartase de sus sueños. Después de triunfar en todos los niveles de la escala de desarrollo de Mazda Road to Indy de 2010-16, luchó para asegurar un pase en la serie IndyCar de Verizon. Hizo sus dos primeras apariciones en la serie el año pasado, como sustituto de Ed Carpenter. Hizo una tercera aparición junto a AJ Foyt Racing, en Indianápolis 500.

Luchando por conseguir un lugar a tiempo completo, la suerte llevó a Veach a encontrar al patrocinador: Group One Thousand One. Hizo su sueño realidad esa temporada con Andretti Autosport. Veach terminó en el séptimo mejor equipo en la carrera más reciente; obteniendo su mejor marca personal en el cuarto lugar del famoso Toyota Grand Prix de Long Beach en abril.

Pero se necesitó una perseverancia constante muy alta y un gran apoyo sólido para alcanzar este nivel. Veach recordó el punto más bajo cuando tenía 12 años.

Llegué a casa y las cosas estaban tan mal que fui a ver a mi padre y le dije ya no quiero hacer esto. Estaba cansado de que la gente se burlara de mí. “No vale la pena.” Estaba emocionado en ese momento, tenía 12 años. Si no hubiera sido por mi padre, hubiera dicho: ‘Oye, hay otras maneras. Podemos estudiar las cosas de la escuela por internet y solo enfocarnos en las carreras.

El acoso se detuvo después del octavo curso. Lo que es sorprendente es que con algunos de sus antiguos compañeros de clase, que lo sometieron a esa humillación, se mantuvieron en contacto. Pero lo que podría parecer incluso más sorprendente es que Veach, de 23 años, les daría a cualquiera de ellos una lección.

Eso es lo bonito de tener Facebook, ¿verdad? Puedes ver dónde está todo el mundo, dijo. No deseo ningún daño ni nada malo a esas personas porqué así es como fueron educados. Eso es algo que aprendieron viniendo de un pueblo pequeño. Recibí muchos comentarios de ellos y creo que muchos entienden que no eran lo que querían ser cuando eran pequeños.

El pequeño piloto reconoce la importancia de ser el hombre más grande. Tienes que serlo, dijo. Debes mirar más allá de las cosas. Tuve suerte de tener un gran apoyo que me permitió seguir haciendo lo que amo. Muchos niños no tienen eso.

En 2011, Veach escribió el libro “99 cosas que los adolescentes desean saber antes de cumplir 16 años” e hizo una aparición en “TODAY” de NBC.

Todos tenemos nuestras propias luchas, sin importar como de grandes se vean las cosas, comentó. No sabes como de cerca está alguien de romperse. Además de eso, especialmente en la escuela secundaria, cuando hay muchas hormonas y emociones, eso puede causar daños permanentes. Tan pronto empecemos a cuidarnos mejor, avanzaremos como sociedad.

Veach seguirá pilotando importantes lecciones de vida mientras dirige un automóvil Indy. Con suerte, la historia algún día se repetirá con una ducha de leche en la cima de la victoria del Indianapolis Motor Speedway.

He ganado el Indy 500 y eso será algo de lo que me sentiré extremadamente orgulloso, explicó, pero más orgullo estoy de ver cómo ayudé a la gente.

 

 

Texto y fuente original, de indycar.com