La perdida de Sergio Marchionne ha sido un golpe muy duro para la ‘scuderia’ que desde que se conoció la noticia tiene un aire de tristeza generalizado. Comenzando por la ausencia de Arrivabene y Raikkonen en las ‘press conference’ de ayer y hoy hasta las banderas a media asta o los brazaletes negros.

Marchionne era un tipo querido por muchos y muchos han sido los que han querido rendirle homenaje ya sea por las redes sociales como a lo largo del fin de semana. Ferrari lo ha sufrido y es por eso que en el paddock se ven banderas del ‘cavalino rampante‘ a media asta, mientras que los mecánicos lucen un brazalete negro en honor y recuerdo a su jefe.

Además, el monoplaza luce una banda negra en el morro y de por seguro que si Vettel o Raikkonen ganan la carrera, la dedicación será especial para Sergio. Las lamentaciones, pero no vienen tan solo de Ferrari. Dieter Zetsche, director ejecutivo de Daimler, grupo propietario de Mercedes, ha comentado que sufre la marcha de Marchionne y que de por seguro las relaciones con Ferrari se resentirán: “Siempre he trabajado bien con Sergio, incluso en nuestras batallas. No sé lo que pasará ahora porque debemos empezar de nuevo. No tengo dudas de que seguiré teniendo buena relación, pero también está claro que alcanzamos ciertos puntos que ahora ya no serán posibles”.

Aún la perdida, la vida sigue y Marchionne tuvo rápidamente un sustituto en la escudería y en la FCA. John Elkann asumió su rol en Ferrari y Mike Manley hizo lo propio en FCA. Según medios italianos como ‘La Gazzeta dello Sport’, los nuevos mandatarios de la ‘scuderia’ se habrían reunido ayer con Vettel y Raikkonen a través de videoconferencia para charlar sobre el futuro y las expectativas del equipo.