Sergio Marchionne dejará de ser el director ejecutivo del FIAT Group con efecto inmediato, con lo que dejará también de estar al frente de la escudería Ferrari.

Este hecho se debería a inesperadas complicaciones surgidas después de una intervención quirúrgica a la que se sometió el empresario italiano. Estas complicaciones serían incompatibles con las funciones de director ejecutivo según el informe que emitió la amrca italiana: “Fiat Chrysler Automobiles N.V. comunica con una profunda lamentación que durante el curso de esta semana han aparecido inesperadas complicaciones de la intervención quirúrgica a la que se sometió Mr. Marchionne. En las últimas horas el estado ha empeorado significativamente”.

“Como consecuencia, Mr. Marchionne no podrá volver al trabajo”.

Como resultado de estos inesperados hechos,

Como resultado de los acontecimientos inesperados, la junta directiva de Fiat eligió acelerar un plan de sucesión que originalmente se estaba pensado para finales de este año cuando Marchionne debía renunciar.

Una propuesta de substitución es Mike Manley, jefe de Jeep. De hecho, en absencia de Marchionne, Manley ya ha sido la máxima autoridad dentro del grupo.

En Ferrari, John Elkann ha sido nombrado como el nuevo presidente y la compañía Maranello ha dicho que propondrá al ex presidente de Philip Morris Louis Carey Camilleri para que se convierta en el nuevo CEO.