El francés ha hecho una jornada de test de dos días -el pasado viernes y sábado- en Almería (España) con Citroën para preparar su regreso a la competición, que será en el Rally de México, el cual se disputará entre el 8 y el 11 de marzo. De este modo, Loeb ha podido comprobar cómo se comporta el C3 sobre el terreno y ha ayudado al equipo francés a probar diferentes reglajes. Concretamente las pruebas habrían girado en torno a la amortiguación y los diferenciales. “Estos coches tienen un gran comportamiento en las pistas”, comentó el nueve veces campeón del mundo después de terminar los tests.

El piloto francés ya probó el Citroën C3 WRC durante el agosto del año pasado en tierras francesas y en septiembre en territorio catalán. Fue justo después de aquellos entrenamientos cuando decidió participar en la edición del WRC de este año. Los rallies donde competirá Loeb serán el ya mencionado en México, el de Córcega y el de Catalunya.