“Siempre escuchas a la gente hablando de la Fórmula E, especialmente de la generación anterior… Creo que Mercedes y Porsche pusieron el último clavo en el ataúd de los críticos “, dijo Rosenqvist a NBC Sports.

Felix Rosenqvist no había aceptado la propuesta de renovación de Mercedes para continuar en el DTM, uno de los campeonatos más difíciles y prestigiosos del mundo. Decidió continuar en la Formula E y hacer doble programa con la SuperFormula japonesa, además de correr en las 24 Horas de Le Mans.

Y tomó -contra todo pronóstico- la decisión correcta puesto que Rosenqvist siempre fue bueno en urbanos, y la Formula E le calzó bien a su pilotaje rápidamente, y además tuvo el lujo de correr Le Mans, SuperFormula y hasta incluso probó un IndyCar de Chip Ganassi, en el que impresionó al equipo y ya es candidato a un asiento.

Parecía una locura dejar el DTM para competir en una Formula E que claramente, si bien cuenta con pilotos top, claramente era el ‘segundo plato’ de los mismos; puesto que cuando había compromisos con el WEC o el DTM, los equipos de Formula E buscaban reemplazos puesto que los pilotos se inclinaban más a priorizar los demás campeonatos.

Otro factor en contra es que los coches son extremadamente lentos. Son más lentos que un F3. Es un chiste.

El atractivo para las marcas

Sin embargo, recientemente se dió un giro de 180°. El WEC perdió su gran fuerza al perder a Porsche, quedando sólo Toyota en la categoría LMP1, y el DTM, sorpresivamente, también perdió a Mercedes, una locura que deja en coma al mejor campeonato de turismos del mundo.

Mercedes se decantó por la Formula E por los atractivos de llegar a nivel global, si bien es cierto en el DTM anteriormente competían hasta en China, la Formula E pasa por las ciudades más atractivas del mundo, y es una gran vitrina para las marcas; mientras que el DTM es un campeonato que parece más alemán que global.

Además, es más económico montar un equipo de Formula E, y Mercedes ahora debe hacerse cargo del salario de menos pilotos. En el DTM en su momento debían pagar a 8 superestrellas, que luego se redujo a 6.

(c) Audi Media Center

El DTM siempre fue un exitazo, con gradas llenas, pilotos super buenos y con campeonatos y carreras emocionantes. Tal es así que el SuperGT estaba en tratativas de unificar su reglamento con el DTM para realizar alguna carrera en conjunto.

Sin embargo, el hype mediático global de la Formula E y de los coches eléctricos en general terminó ganando.

Al respecto, Felix Rosenqvist emitió su opinión.

“Fue muy agradable. Mucha gente tiene un poco de silencio por eso. Masivo para la Fórmula E, y bueno para todos los involucrados. Sólo dice mucho sobre dónde se dirige el campeonato.  Creo que también es importante no mirar dónde está el campeonato ahora, sino dónde estará en cinco años. Creo que eso es lo principal, y creo que eso es lo que piensan los fabricantes. Este es solo el comienzo. Seguramente habrá tiempos brillantes por delante para la serie. “

Cuando Da Costa quedó fuera del DTM, dijo que era para centrarse en la Formula E, lo cual terminó siendo falso puesto que buscó asiento en IndyCar y SuperFormula. Por ahora la Formula E no es un campeonato prioridad para nadie, sin embargo la entrada del campeón del DTM y del campeón del WEC, ¿dará el giro esperado al campeonato? Al parecer sí.

Hacer Comentario