La clasificación de la primera carrera de la temporada 2018 ha empezado igual que los últimos cuatro años. Lewis Hamilton ha liderado con gran autoridad la primera lucha por la pole de esta nueva campaña y ha vuelto a evidenciar la superioridad técnica de Mercedes respecto al resto de equipos.

No obstante, hasta la Q2 las diferencias parecían ser mínimas entre las Flechas de Plata y los dos equipos perseguidores, Ferrari y Red Bull. Eso hacía soñar hasta a cuatro pilotos más en poder luchar por la pole en unas condiciones parecidas a las de los vigentes campeones del mundo.

Pero a la hora de la verdad, Mercedes ha vuelto a demostrar que van un paso más allá y han dado un mapa motor mucho más agresivo y rápido a Hamilton para que pudiese obtener la pole en tiempo récord y con más de seis décimas de ventaja sobre la competencia.

Este denominado ‘party mode’ ha sido el objeto de frustración de los rivales más cercanos al británico. Uno de ellos, Daniel Ricciardo, se ha mostrado muy molesto con esta ventaja de Mercedes. “Eso es una mierda. Es frustrante. Creo que todo el mundo quiere verlos [a Mercedes] teniendo un poco más de desafío, por lo que fue un poco como un puñetazo en el estómago para el resto”, aseguró el australiano.

“Sé que, obviamente, lo aman y están en una buena posición, pero todos los demás lo odian. Espero que podamos ponernos al día, con suerte en la carrera no tendrán tanto uso de eso, porque ese modo que tienen es un poco aterrador“, aclaraba el de Red Bull que ha terminado 5º la clasificación delante su afición local.

Continuando con sus palabras, Ricciardo admite haber quedado sorprendido por la gran ventaja que ha conseguido Hamilton en Q3. “No esperaba mucho. Particularmente, como de Q2 a Q3. Sabía que tenían un poco más, esperaba que fueran unas dos décimas más rápidos que nosotros. Fue como tirar un pastel en la cara de todos. Mira, pueden hacerlo, obviamente son los que están liderando, y sé que sería bueno estar en esa posición, pero para todos los demás es una mierda”, prosiguió.

Sin querer quitarle mérito a Hamilton, el australiano afirma que de poder usar ese coche cualquier piloto de la competencia hubiese logrado la pole. “Creo que cualquiera de nosotros, los mejores hombres, obviamente podríamos haberlo logrado [en el Mercedes]. Es muy bueno, pero creo que su coche y su paquete son demasiado buenos. No es para desacreditar a Lewis, en absoluto. Pero creo que incluso él en un 90% con ese paquete que tenían hoy todavía habría obtenido la pole.”, concluyó Ricciardo en sus palabras recogidas por el portal Motorsport.com.