Racing Engineering dijo en su día que si el FIA F2 introducía motores turbo, abandonaría la categoría. Dicho y hecho. El equipo de Sanlúcar de Barrameda, en Cadiz, afronta en 2018 un nuevo objetivo: las European Le Mans Series.

El campeonato europeo de resistencia, considerado por muchos como una segunda división del WEC, es su próxima casa. Alfonso de Orleans quiso entrar en las 24 horas de Le Mans de este año, pero el equipo sólo ha podido conseguir ser cuarto reserva dentro de los LMP2.

“Debemos ser realistas: empezar de golpe en el Mundial de Resistencia hubiese sido demasiado complicado. Nos habríamos enfrentado a equipos con mucha más historia en la categoría. Eso sí, llegar al WEC sigue siendo parte de nuestro deseo e intentaremos todo lo que sea posible para llegar a ello”, ha explicado de Orleans a Endurance-info.

El cambio de categoría es algo que no tenían pensado bien desde el inicio, y la intención de Alfonso de Orleans era participar en el FIA F2 y en la resistencia. Por la demanda económica de ambas, el equipo gaditano se ha centrado en lo segundo, abriendo un nuevo mercado a sus intereses.

“La Fórmula 2 era una buena categoría, pero se convirtió en una rutina para mí. Cada carrera era parecida a la anterior. En diciembre es cuando nos preguntamos si seguir. Hemos vigilado de cerca los LMP2 en los años anteriores, pero era muy complicado tener un programa doble porque no hubiésemos hecho las cosas bien en ambas categorías. Además, tuvimos tiempo para ver los diferentes chasis de la categoría”, ha continuado.

Norman Nato es el único piloto confirmado hasta ahora, y ya ha adelantado que costará. En especial se trabaja con la electrónica, más compleja que los F2 por la normativa de la categoría de plata de la F1. El francés quiere hacerlo lo mejor posible.

“Ahora mismo estamos trabajando en el hardware, porque requiere mucho más que la F2. Debemos preparar todo con cuidado porque queremos hacer las cosas lo mejor posible”, ha relatado Nato.

Le Mans aún es posible en 2018/2019, pero hay que tener suerte y entrar como cuarto reserva. O lo que es lo mismo: debe haber una carambola importante. No por ello dejarán de estar preparados en Racing Engineering.

 

FOTO | FIA F2 Media Service