La polémica en torno al Fan Boost en la Formula E ha estado siempre presente prácticamente desde el nacimiento de la categoría en 2014. Durante los últimos días, sin embargo, la controversia ha vuelto a avivarse a causa de unas declaraciones de Daniel Abt criticando el uso de este elemento. Alejandro Agag respondió al piloto alemán defendiendo el sistema de votos del aficionado.


Desde el nacimiento de la categoría en 2014, la Formula E se ha visto envuelta en la polémica del Fan Boost. Este elemento, que consiste en la elección de un piloto por parte de los aficionados y un extra de potencia durante un momento de la carrera para los tres pilotos más votados; ha sido frecuentemente criticado por su funcionamiento y el desequilibrio que provoca entre los pilotos que lo ganan y los que no.

Pero esta semana, con el ePrix de Santiago de Chile disputado hace pocos días, Daniel Abt hizo unas polémicas declaraciones en un videoblog de los que frecuentemente publica. En dicho vídeo, el alemán, actualmente décimo en la general y retirado en la última carrera en Chile; afirmó que el sistema es manipulado para dar la victoria a pilotos concretos.

“Sé que trabajáis duro para votarme y me estoy esforzando para que os involucréis”. Dijo Abt a sus aficionados. “Pero luego hay algunos pilotos que consiguen engañar. No lo digo porque sea un perdedor, sino porque lo sé, me lo han dicho. Definitivamente hay algo mal” Añadía el alemán. “Estábamos al frente de los votos la semana pasada para la carrera de Santiago todo el rato, pero de repente algunos pilotos sumaron muchísimos votos durante la noche. Es extraño que todos los votos vinieran de 12 ciudades de China. Deben tener una gran masa de aficionados allí. La Fórmula E lo sabe,” concluyó el de Audi. “pero no pueden hacer nada porque no pueden demostrarlo. Es una catástrofe, estoy muy enfadado por ello”.

Abt es uno de los pilotos que más habitualmente gana el Fan Boost, siendo Santiago la primera carrera de la temporada en la que no lo consigue. En Hong Kong lo ganó junto a los rookies Luca Filippi Kamui Kobayashi, y en Marrakech junto a Sébastien Buemi Lucas Di Grassi. En Santiago también ganaron el suizo y el brasileño, pero el otro piloto fue el argentino José María López.

En esta temporada, para evitar fraudes en la votación, se ha reducido el tiempo que duran las votaciones de 12 a 6 días, y se ha eliminado la posibilidad de votar en Instagram. Sin embargo, Abt asegura que esto no ha sido suficiente y ha amenazado con dejar de trabajar para el Fan Boost.

Estas acusaciones no han dejado indiferente al CEO de la categoría, el español Alejandro Agag. El director del campeonato ha calificado las palabras de Abt como un “arrebato”, y ha defendido la integridad del sistema.

“El sistema de votos del Fanboost es constantemente monitorizado y revisado para asegurarnos de que los resultados son creíbles”, dijo Agag. “Hemos mejorado el sistema desde que fue implantado en la primera temporada de Fórmula E, añadiendo capas adicionales de autenticación al proceso de votación siguiendo las sugerencias de los equipos. Más de un millón de fans votaron a su piloto favorito y vemos que ese número va creciendo según va aumentando la popularidad de la categoría. El sistema es muy fiable y los pilotos no deberían gastar su tiempo en cuestionar la validez del Fanboost”.

Sin embargo, Agag también añadió que, tras publicar sus palabras, Abt le llamó para pedirle disculpas por ellas; poniendo posible fin a una polémica en torno a un elemento poco frecuente en el deporte de motor y cuya legitimidad, dado el sistema de votación, es fácilmente cuestionable cuando no se gana.