La carrera de Moto2, en el Circuit de Barcelona – Catalunya, se podría clasificar en dos partes: una primera parte emocionante y con suficientes cosas dignas de ser mencionadas. La segunda parte, sin contar el inesperado final, ha seguido la trayectoria de las clásicas carreras de Moto2.

Sam Lowes ha tenido que salir a carrera por el Pit Lane tras tener problemas durante la vuelta de calentamiento; por lo que le ha supuesto salir último en la carrera. Tras apagarse el semáforo, Álex Márquez ha hecho una excelente arrancada posicionándose en primera posición. Schrötter y Bagnaia le seguían cerrando el top 3 en el arranque de la categoría media.

Las caídas no se han hecho esperar en esta primera parte. El pistoletazo de salida para ellas ha sido en la curva 4, cuando Manzi, Bendesneyder y Tuuli se iban al suelo. Pero el grupo delantero seguía con su guerra sin importar nada más. El ganador de la carrera caía hasta la cuarta posición; aunque seguía siendo uno de sus mejores resultados ya que en esta temporada, el francés había conseguido un mejor tiempo de octava posición.

Oliveira parecía el posible y gran candidato a hacerse con la victoria de la categoría intermedia. Tan solo en la vuelta 2 ya marcaba la vuelta rápida a 1:44.643 aunque dos vueltas más tarde, superaba su propia marca a 1:44.365. En la siguiente vuelta, Schrötter se iba largo y bajaba de la cuarta a la octava posición quedando así fuera de las opciones de podio. El portugués incluso le enseñó su rueda trasera a Quarteraro tras colocarse por delante en la quinta ronda de la carrera.

La vuelta rápida volvió a cambiar de propietario. En la vuelta 7, vuelta siguiente donde Jorge Navarro se iba al suelo en la curva 1, Schrötter se hacía con el tiempazo de 1:44.175; lo que significa que iba más rápido que el ritmo delantero de la carrera. Quartararo en cambio, sufrió una pequeña salida de la trazada aunque seguía manteniendo la tercera posición.

En la vuelta 10, Fabio Quartararo ya se colocaba primero para no volver a abandonar la posición. Y realmente le funcionó, ya que el poleman de la prueba marcó el nuevo récord del circuito catalán: 1:43.982.

Llegados a este punto, empezamos la segunda parte de la carrera donde solo las caídas fueron las protagonistas. Romano Fenati se iba al suelo en la curva 10; una de las más peligrosas y con mayor número de caídas en este gran premio junto a las 4. Una vuelta más tarde, la 13, Joan Mir decía adiós a la carrera tras irse al suelo en la última curva, la 14.

Y Mattia Pasini, que no podía ser menos, se despedía de Catalunya en la curva 4. Y aunque de todos ellos Fenati intentó volver, lo cierto es que se vio obligado a abandonar “la gara” en la vuelta 17.

Isaac Viñales también se iba al suelo tras perder el control de su 600cc. El primo del piloto oficial de Yamaha chocaba contra las protecciones de la curva 4 tras intentar tomar la curva y, tras no poder, salir de la trayectoria.

Pero esto no acaba aquí. Una vez finalizada la carrera, Oliveira festejaba todavía en pista su segunda posición. Pero sin control, Corsi lo envestía por detras al inicio de la curva 1 tras entrar a meta y no reaccionar a tiempo para poder esquivar al portugués. Afortunadamente, y tras un aparatoso golpe, ambos pilotos se encuentran bien sin consecuencias mayores y Oliveira ha podido subir al podio.

Una vez finalizada la sesión de celebración, los pilotos han entrado a la reglamentaria y también clásica rueda de prensa para expresar más pausadamente sus sensaciones sobre de sus Moto2. Para destacar, Bagnaia ha comentado que tenía un neumático en mal estado que le ha impedido hacer una buena carrera.