DragonSpeed ha anunciado a Pietro Fittipaldi como nuevo piloto de la escudería, de cara a la temporada 2018-2019 del WEC. No se trata de un fihaje como piloto titular del equipo, sino como sustituto de Renger van der Zande para dos pruebas de la presenta temporada del WEC.

Van der Zande participa a la vez que en el WEC, en el campeonato IMSA SportsCar en un Cadi Dpi Wayne Taylor Racing. El piloto holandés completará todo el campeonato americano y debido al movimiento del calendario del WEC tras la llegada de Fernando Alonso, coincide en fin de semana de carrera del IMSA con la prueba inaugural del WEC en Spa (ya antes del movimiento del calendario) y la de Fuji.

Así pues, DragonSpeed ha tenido que buscar un sustituto para Van der Zande y ese es Pietro Fittipaldi. El joven piloto italiano de 21 años, es el actual campeón de la Fórmula V8 3.5, ganando seis carreras para alzarse con el título. Correrá en la categoría LMP1 junto a sus compañeros Ben Hanley y Henrik Hedman.

Esto decía Pietro tras el anuncio: “Estoy muy feliz y emocionado por esta oportunidad de correr con DragonSpeed. Son un equipo ganador de campeonato con una sólida experiencia en carreras de resistencia. ¡Estoy ansioso por las carreras!”

Elton Julian, propietario de DragonSpeed dijo: “En la búsqueda del conductor adecuado para el trabajo en cuestión, evaluamos muchas opciones que incluían ganadores de Le Mans y ex campeones de WEC. Al final, hemos elegido respaldar a una nueva generación. No se puede encontrar una sangre joven mejor y más preparada que Pietro. Él va a cumplir”.

Fittipaldi ya probó el LMP1, en los test post temporada con el Híbrido 919 de Porsche.

Foto: Porsche