El piloto mexicano de Force India, Sergio Pérez prefiere poner foco en su conducción de cara al Gran Premio de Bélgica y no preocuparse por otras cosas. Es así como asegurará su futuro en la Fórmula 1.

El mexicano intentó en el Gran Premio de Hungría asegurar el futuro administrativo de Force India con la ayuda de su manager Julian Jakobi, Mercedes y el apoyo de BWT. Pérez reveló que había estado trabajando en secreto para mantener al equipo, empleados y todo lo relacionado con Force India a salvo.

De hecho, el comité del FRP Advisory anunció este martes los siete nuevos copropietarios capitaneados y liderados por el empresario canadiense Lawrence Stroll, padre del piloto de Williams F1, Lance Stroll. Ahora, con el nuevo capital y los nuevos propietarios, el futuro del equipo está asegurado por mucho tiempo.

Mientras tanto, los asientos del equipo son como una ruleta rusa. Pérez y Ocon no tienen asegurado el futuro en el equipo rosa y es más que una especulación que Lance recale en la escudería. Si el canadiense acaba llegando al equipo, uno de los dos pilotos tendrá que irse.

Visto la situación, el mexicano prefiere centrarse en asegurar su futuro a través de un buen trabajo en pista: “Estoy contento de que tengamos unas vacaciones, realmente lo necesitábamos”.

“En los últimos meses hemos tenido de todo y he hecho de todo menos correr”, añadía ‘Checo’. “He tenido que estar en lugares donde los pilotos no deberían estar. Estamos en ese nivel, tenemos que trabajar duro para evolucionar con el equipo y en eso estamos. Hasta ahora no éramos capaces de lograrlo, teníamos la cabeza puesta en otros aspectos fuera del monoplaza”.

En cuanto llegue a Bélgica, voy a asegurar mi futuro en la Fórmula 1. No quiero esperar más, realmente quiero focalizar mis fuerzas en ser un piloto de carreras que es realmente lo que soy“, concluía el piloto mexicano.

‘Checo’ es 10º con 30 puntos, los mismos que Carlos Sainz, pero el podio en Bakú lo coloca por delante. Ocon es 12º con 29 puntos.