Miguel Molina ha demostrado en los últimos 12 meses de lo que es capaz. No sólo ganó en las 6 horas de Fuji bajo un chaparrón descomunal, sino que en general el trabajo aportado por el de Lloret de Mar a Ferrari le ha valido la continuidad como piloto de la marca de Maranello. En este caso, el catalán repite con SMP Racing en el campeonato de resistencia de las Blancpain GT Series.

Molina no es nuevo en la resistencia de las Blancpain. El año pasado también se subió al Ferrari de SMP, junto a Davide Rigon y Viktor Shaytar. Para 2018, Mikhail Aleshin sustituye a Shaytar y se espera que el trio sea uno de los favoritos. El ex IndyCar llega para reforzar un equipo que de por sí es competitivo.

“Estoy muy feliz de unirme a SMP Racing para competir en las Blancpain. Hemos trabajado bien con anterioridad, y el nivel ha sido excelente. Ahora sólo tenemos que trabajar para poder conseguir la victoria. Ya tengo ganas de estar en Monza para el inicio del campeonato”, ha explicado Molina.

Molina, Aleshin y Rigon tendrán las cosas difíciles. Bentley presenta su nuevo GT3, y en la plantilla de la marca británica aparece Andy Soucek. También, junto a Soucek y Molina, está confirmado Albert Costa. El barcelonés competirá con un Lexus GT3 en el equipo de Emil Frey.

El campeonato de resistencia arrancará en Monza el 22 de abril. La cita estrella, las 24h de Spa, se disputarán el 28 de julio. La rama de resistencia cerrará la temporada en octubre en el Circuit de Barcelona-Catalunya, con una carrera a tres horas de duración.

FOTO | SMP RACING