Mercedes quiere plantar cara a Ferrari en casa y delante todos los ‘tifosi’. Las Flechas de Plata han dominado ambas sesiones de entrenamiento de esta jornada inicial de viernes en Monza. Valtteri Bottas marcó el mejor registro delante de Lewis Hamilton y Sebastian Vettel en la segunda tanda de libres. 


Este Gran Premio no ha empezado a placer para los seguidores italianos que este fin de semana acogerán la 13ª carrera de la temporada de Fórmula 1. Monza ha sido el escenario de los dos primeros entrenamientos libres del GP de Italia de 2017, en el cual las cosas no están saliendo como a la mayoría en las gradas les gustaría…

Lewis Hamilton se ha impuesto con solvencia en la primera sesión matutina, mientras que por la tarde ha sido Valtteri Bottas el que ha cogido el control de la tabla de tiempos. El piloto finlandés ha marcado un registro 56 milésimas más veloz que el de su compañero de equipo, mientras que ha podido dejar a los Ferrari a más de una décima de distancia. La Scuderia no acaba de estar cómoda en casa, y a pesar de unas buenas tandas largas, el rendimiento de los de coches rojos a una vuelta no acaba de ser el esperado, por ahora.

Mañana las cosas pueden cambiar mucho, pero por ahora ha sido Mercedes el que ha tenido control absoluto de los mejores tiempos a una vuelta con todo tipo de compuestos de neumático. Muchas pruebas y mucha información recolectada para que este sábado se ponga todo a punto para una apasionante clasificación en la que Mercedes y Ferrari de bien seguro lucharán de tú a tú por la pole position.

Un peldaño por detrás, como de costumbre esta temporada, se encuentra el equipo Red Bull. Ambos pilotos han copado la quinta y la sexta posición en las dos sesiones del día, y en tierra de nadie tanto Max Verstappen como Daniel Ricciardo solo luchan por una quinta posición entre los dos de la que este fin de semana no podrán gozar a causa de una penalización de posiciones para cada uno por el cambio de componentes de la unidad de potencia. Así, el equipo con sede en Milton Keynes aprovechará el hándicap de la velocidad punta en esta pista para poner todo a punto para la próxima cita en Singapur, donde tendrán más opciones que aquí.

En el resto del mundo, por sorpresa, han liderado el pelotón los dos McLaren. Stoffel Vandoorne y Fernando Alonso han copado la séptima y la octava posición en la segunda tanda de libres, marcando un registro en el que han vuelto a usar el rebufo de uno y otro para beneficiarse en recta y así minimizar daños. Fernando Alonso partirá último el domingo, por lo que de bien seguro el objetivo en clasificación será darle el máximo rebufo posible a su compañero belga.

El Top 10 del día lo han completado el Force India de Esteban Ocon y el Williams de Felipe Massa. Estos dos equipos teóricamente se ven más beneficiados en esta pista por su potente unidad de potencia, por lo que poniendo todo a punto para mañana deberían ser los dos equipos con más opciones de completar la Q3. Sergio Pérez sin tanto ritmo como su compañero en estos FP2 ha terminado 14º, mientras que respecto a los de Grove su otro piloto, Lance Stroll, terminó 15º tras algún trompo y problemas de estabilidad durante el día.

Los problemas principales llegaron para dos pilotos en la tanda vespertina. Primero, Carlos Sainz vio como el motor Renault de su Toro Rosso empezaba a sacar humo a mitad de sesión y le obligaba a bajarse del coche en una escapatoria y no volver a participar en este viernes de pruebas. Por otro lado, y ya al final del tiempo reglamentario de los segundos entrenamientos, Kevin Magnussen ha dado el susto al romper algún componente de su Haas que le ha desestabilizado por completo en plena recta, obligándole a parar en la primera escapatoria en la que ha llegado.

Mañana la acción se reprenderá en Monza con los terceros libres a las 11:00, para dar paso a partir de las 14:00 a la clasificación final del GP de Italia de este 2017.

Hacer Comentario