Kris Meeke sale como líder del RallyRACC tras un sábado accidentado en la que los tres Hyundai han sufrido varios problemas. El británico aventaja de 13 segundos a los Ford Fiesta de Sebastien Ogier y Ott Tänak con tan solo 6 especiales por delante. 


El jueves se echó en falta la presencia del espectacular tramo urbano en Barcelona que se había disputado los últimos tres años. El Ayuntamiento de Barcelona decidió prescindir de este evento y el Mundial de Rallyes se quedó sin postal en la Ciudad Condal durante este 2017. Por tanto, el itinerario de este Rally de Catalunya empezó el viernes con la tradicional primera etapa con piso de tierra.

Durante este viernes inicial los tiempos fueron muy parejos y la igualdad fue máxima entre los 6-7 primeros de la clasificación. Al término del día el piloto que más despuntó fue Andreas Mikkelsen, que en el día de su debut oficial con Hyundai veía como aventajaba de poco más de un segundo a Sebastien Ogier, quien había tenido que lucirse abriendo pista con una buena cantidad de tierra en los tramos.

Meeke le arrebata el liderato a Mikkelsen

No obstante, la situación en la clasificación no varió mucho en este sábado que habría la segunda etapa, ya con totalidad de tramos de asfalto. Mikkelsen perdía el liderato en beneficio de Kris Meeke, quien se ponía al frente de la clasificación de buena mañana. Desde entonces, el británico no ha dado tregua y a pesar de las cortas distancias no ha permitido que nadie le arrebatara la posición durante todo el día.

Del segundo al sexto puesto las posiciones se han ido intercambiando durante todos los tramos del día, y es que la igualdad era máxima entre los Hyundai y los M-Sport. Sin embargo, en una fatídica 12ª especial en el tramo de Savialià, las aspiraciones de Hyundai se veían totalmente truncadas para esta prueba.

Tanto Dani Sordo como Andreas Mikkelsen, que en ese momento rodaban en segunda y sexta posición respectivamente, luchaban por alcanzar el liderato de la general. Pero la desgracia se apoderaba de ambos en el mismo lugar del crimen, una piedra en la que los dos pilotos de la marca coreana impactaban y rompían la suspensión de su vehículo. Por ello, ambos quedaban fuera de combate al final de este sábado, intentando reincorporarse durante la jornada final de mañana.

Neuville se suma al caótico día de Hyundai

El otro Hyundai de Thierry Neuville no ha salido indemne tampoco de esta segunda etapa. El piloto belga se juega medio Mundial en esta prueba y por tanto la presión es máxima. Neuville ha tenido un impacto trasero en la novena especial que le ha dejado el coche bastante tocado a la vez que se le penalizaba con 30 segundos por llegar tarde al punto de control. Gracias a las bajas de sus compañeros ha podido ascender al quinto lugar a 52 segundos de la cabeza.

En posición de podio y con las garras puestas sobre Kris Meeke para mañana estarán los dos M-Sport. Sebastien Ogier ha adelantado en la general a su compañero Ott Tänak en la última especial del día en Salou, y por tanto se encuentra en segundo lugar a solo 13 segundos del liderato y tan solo uno por delante del estonio. Ambos tendrán sus opciones para mañana en caso de que Meeke no pueda mantener su ritmo, lo que deja un panorama muy abierto con solo seis tramos por disputarse en este apasionante RallyRACC Costa Daurada.

El cuarto lugar está a nombre de Juho Hanninen, en la única representación viva de Toyota en esta prueba del calendario. El piloto finlandés se mantiene a un muy buen ritmo que le deja aún con opción a podio para mañana, quedando a 34 segundos del liderato de la general.

El Top 10 al término de esta segunda etapa lo cierran Mads Ostberg en sexto lugar, seguido de Esapekka Lappi, Stéphane Lefébvre, Elfyn Evans y Eric Camilli.

Mañana la acción se reanudará desde las 07:00, hora local, para disputar seis especiales en los tres tramos de Albiol, Riudecanyes y Santa Marina, este último ofreciendo la Power Stage final de 14 kilómetros desde las 12:18h.

 

Hacer Comentario