Scott McLaughlin ha destronado al campeón de Supercars en la primera ronda del campeonato en Phillip Island.

Era James Whincup quien salía mejor parado en el inicio de la carrera juntamente con el poleman McLaughlin. Los dos pilotos se intercambiaban lap primera posición en cada curva durante toda la primera vuelta.

Desde allí, Whincup conseguía una ventaja de poco más de un segundo sobre McLaughlin, la cual se vería reducida a partir de la décima vuelta.

En la 14ª vuelta, McLaughlin empezaba a acercarse al líder e intentaba pasarlo por primera vez tres vueltas después sin lograrlo cuando los dos han parado a la vez a boxes. El líder, sin embargo, ha conseguido conservar el liderato.

En el segundo stint Whincup volvía a obtener un gap de un segundo sobre McLaughlin, quien de todos modos conseguiría recortar otra vez las distancias en la vuelta 25 a tan solo tres décimas.

Después de otra parada en la que McLaughlin volvía a salir por detrás del líder, este no dejaba que Whincup se escapase, manteniéndole a dos décimas.

En la vuelta 41 McLaughlin le ganaba el interior a Whincup para conseguir el liderato que ya no soltaría hasta el final de la carrera. De esta forma McLaughlin ganaba la carrera y se coloca líder del campeonato por delante de Whincup. El piloto de Nissan, Ricky Kelly, ha terminado tercero, Shane van Gisbergen ha sido cuarto tras sufrir problemas en la dirección asistida durante toda la carrera, Craig Lowndes quinto y Chaz Moster sexto

 

“He trabajado con el desde hace años”, digo McLaughlin. “Necesitaba mantenerme cerca de él después de la primera curva. Su coche era muy rápido en la recta. De todos modos todo ha ido bien y nos hemos divertido”, ha añadido.

En contra de lo que sucedió el año pasado en este mismo circuito, solo ha habido un fallo de ruedas. La mala suerte ha sido para Michael Curso, a quien se le ha escapado su rueda derecha trasera en la 27ª vuelta cuando rodaba en décima posición. Ha finalizado 18º.