La Fórmula 1 llegaba al gigante asiático para disputar la penúltima prueba de la temporada. Más allá de eso solo Brasil, que esperaba al campeón. Pero el campeonato se podía decidir en esta misma pista, solo tres pilotos llegaban con opciones y las previsiones anunciaban lluvia para la carrera. Desde Fórmula Rápida hemos querido rememorar unos de los Grandes Premios más trascendentes de la temporada 2007 de la mano de Adrià Santos, como viene siendo habitual.

Antecedentes

Lewis Hamilton llegaba a China con 12 puntos de ventaja sobre Fernando Alonso, compañero de equipo y vigente campeón, y 17 sobre Kimi Räikkönen, en su primera temporada en Ferrari. El británico era debutante ese año y hasta esa carrera no se había retirado ni una sola vez. Felipe Massa quedaba ya descolgado de la lucha por este con el otro Ferrari.

Por su parte, podíamos ver un gran salto de calidad en BMW Sauber, pues situaban a Nick Heidfeld y Robert Kubica a la estela de estos 5º y 6º respectivamente. El escándalo de espionaje que salpicó McLaren esa temporada y que hizo que se sancionara al equipo de Wokin, permitía al equipo germano-suizo estar segundos en el campeonato de escuderías.

En la parte de atrás todo estaba bastante igualado, pese a que Honda se había visto como la gran sorpresa negativa después que en 2006 sumaran su primera victoria de la mano de Jenson Button y esta fueran asiduos a caer en la Q1 incluso siendo superados por Super Aguri que era un “Equipo B” de los nipones.

Normativa de la temporada

La clasificación se dividía en 3 sesiones. En la primera y en la segunda sesión, los 6 peores tiempos eran eliminados y no podían acceder a la siguiente, quedando solo 10 en la última sesión. El más rápido en esta se llevaría la pole position. La carga de gasolina con la que se realizara esta sesión era libre para toda la sesión y sería la utilizada durante la salida.

Las paradas en boxes permitían cambio de neumáticos y el surtimiento de carburante.

Los motores utilizados eran V8 limitados a 18000rpm.

Los puntos serían otorgados a los ocho primeros en cruzar la meta el domingo de la siguiente forma: 10, 8, 6, 5, 4, 3, 2 y 1.

Clasificación

La Q1 daba comienzo y las sorpresas no se hacían esperar. Los dos Renault pasaban problemas y uno de ellos caía en la clasificación. Todos estaban muy apretados excepto los dos McLaren y los dos Ferrari. Los eliminados eran: Rubens Barrichello (17º), Giancarlo Fisichella (18º), Alexander Wurz (19º), Takuma Sato (20º), Adrian Sutil (21º) y Sakon Yamamoto (22º).

La segunda sesión tenía menos pilotos pero la igualdad permanecía. El ritmo de los 4 pilotos de arriba era demasiado para los otros 12 pilotos que se disputaron las otras 6 plazas. Los eliminados de esta sesión fueron: Liuzzi (11º), Vettel (12º), Trulli (13º), Kovalainen (14º), Davidson (15º) y Rosberg (16º). Después de la clasificación se aplicaría una sanción de 5 puestos a Vettel por molestar en la vuelta lanzada a Heikki Kovalainen, por lo que Seb saldría 17º.

Con el combustible de carrera los pilotos salían a pista, el hombre que más descargado saliera a carrera tendría mayor ventaja pero no significaba sinónimo de que pudiera conseguirla. El novato que estaba dando mucho de qué hablar, Lewis Hamilton, consiquió marcar el mejor registro en la sesión, seguido de Kimi Räikkonen, Felipe Massa y Fernando Alonso. El resto de la parrilla seguía este orden: David Coulthard (5º), Ralf Schumacher (6º), Mark Webber (7º), Nick Heidfeld (8º), Robert Kubica (9º) y Jenson Button (10º).

Carrera

Empezaba el Gran Premio bajo suelo mojado y Lewis mantenía la primera posición seguido de Kimi. Fernando adelantaba por el exterior de la primera curva a Massa. Por detrás Ralph Schumacher tenía un toque y se quedaría girado. La primera vuelta era intensa y Felipe le devolvía el adelantamiento a Fernando. Por detrás de ellos Coulthard apretaba al grupo de delante, seguido de Heidfeld, Webber y Liuzzi. El de Toro Rosso ganaría la posición al Red Bull después de la larga recta y se iba a por el BMW Sauber. Después del paso por meta, Davidson y Barrichello se iban fuera de pista a consecuencia de un toque el cual no tuvo más trascendencia.

La lluvia hacía otra vez acto de presencia mientras Hamilton marcaba vuelta rápida, el inglés quería el título, pese a ser novato. Por su parte su compañero de equipo hacía todo lo posible por adelantar a Massa. Vettel adelantaba a Kovalainen para situarse 10º con el Toro Rosso y una vuelta más tarde el Renault perdía una posición más con Trulli.

Con 10 vueltas de carrera la situación era muy estable. Hamilton lidraba con 7s de ventaja con Räikkönen, Massa era 3º y Alonso, que había perdido un poco de espacio, era 4º. Coulthard, Liuzzi, Heidfeld y Kubica completaban la zona de puntos. Tres vueltas después Davidson tenía que abandonar con su Super Aguri. Tan solo se veía acción en la parte trasera con el tren formado por Kovalainen, Rosberg, Button y Schumacher.

El primero en parar sería Lewis, que no cambiaba gomas y salía en 4ª posición. Kimi cogía el liderato, Massa la segunda posición y Fernando la tercera. El líder hacía vuelta rápida y Felipe y Alonso no se quedaban atrás mejorando también sus tiempos. Dos vueltas más tarde Felipe iba a boxes, tampoco cambiaba neumáticos. Por detrás Heikki Kovalainen seguía perdiendo posiciones.

La parada de Fernando se realizaba en la vuelta 18 y tampoco cambiaba gomas. Salía justo detrás de Massa. En esa vuelta Sutil se salía de pista. Una vuelta más tarde Kimi iba a boxes y Hamilton se ponía al frente otra vez. La pista se secaba con lo que los pilotos buscaban los charcos para no destrozar sus neumáticos. La acción seguía en la parte trasera con el toque entre Liuzzi que ya había parado y Schumacher que no.

Webber se arriesgó a poner los neumáticos de seco e iba deslizándose en pista. En algunas zonas el australiano era más rápido y otros pilotos se arriesgaban a poner seco. Viendo los tiempos de Wurz parecía la mejor opción. Kubica también ponía seco.

En la vuelta 26, Fernando adelantaba a Felipe, cosa que obligó al brasileño a entrar y empezaba a llover otra vez. Puso los de seco blandos y empezaba a deslizarse por el asfalto. Llovía mucho más y se salían los pilotos en la entrada a meta. Sutil tenía un accidente, Schumacher se quedaba también fuera y Kimi se ponía en paralelo con Lewis. La carrera se había dinamitado por completo. Y salían las dudas, poner intermedias o poner seco. El seco era más rápido hasta ese momento que empezó a llover en la entrada a meta. paraba de llover, caían gotas, no se sabía qué pasaba. Lewis aguantaba una vuelta más, Rosberg se salía, Kimi adelantaba a Hamilton. No sabías donde mirar.

En la vuelta 30, Hamilton tenía el neumático destrozado, Alonso estaba ya encima y sucedió la imagen quizá del Gran Premio. La entrada a boxes de China tiene una curva a izquierdas, pues la situación fue la siguiente: Hamilton con el campeonato prácticamente ganado en su año de debut, apuró demasiado sus gomas, quedándose con un neumático sin grip, en una zona muy mojada porque apenas pasan los coches. El inglés no consiguió tomar la curva bien, se fue largo y se quedó en la grava. Los que vimos la retransmisión de Telecinco pudimos escuchar a Gonzalo Serrano decir la mítica frase: “Se ha enganchado, se ha enganchado. En la puzolana. ¡Ahí está el milagro! Ese coche está clavado, ¡Ese coche está clavado! Pues va a haber más de uno que se va a comer sus palabras hoy. ¡Lo ha clavado! Se acabó. ¡BRAZIL!” En alusión a que Fernando Alonso llegaría a la última carrera con el abandono de Lewis. El inglés abandonaba así por primera vez en F1.

Una vuelta más tarde y aún con la sensación de que no había nada decidido, Fernando ponía los de seco. Lewis aún podía ser campeón si Kimi quedaba tercero o peor y Alonso 8º o peor. Alonso salía justo delante de Massa y el brasileño lo atacaba.

En la vuelta 33, Kubica había hecho una parada solo y lideraba cuando tuvo que retirarse. Podía haber acabado la carrera en primera posición. En ese instante la vuelta rápida era para Button que se situaba 5º y conseguía adelantar a Vettel que había escalado a la 4ª. Los Toro Rosso estaban por encima de los Red Bull esta carrera con Liuzzi 6º, aunque este presionado por Wurz y Fisichella. El austriaco hacía su última parada para intentar sacar unos puntos vitales para un Williams en decadencia. Liuzzi perdía la posición con su compatriota y empezaba a ser presionado por Heidfeld.

A falta de 14 vueltas, Button entraba y se reincorporaba 5º. En cabeza de carrera se respiraba tranquilidad para Kimi, Alonso y Massa. Vettel rozaba un soñado podio en 4ª posición, Button detrás con bastante margen y la lucha estaba entre Liuzzi  Heidfeld por la 6ª posición.

Poco se pudo hacer para cambiar el resultado, Kimi ganó, Fernando segundo y Massa 3º. Vettel firmó el mejor resultado de la historia (hasta aquel momento) de un Toro Rosso, con Button justo detrás y Liuzzi firmando su mejor resultado en su carrera. Así Toro Rosso quedaba delante de Red Bull con ambos coches.