Se está generando en las últimas semanas una corriente de opinión que pone el foco en Sebastian Vettel y sus errores en las últimas carreras como motivo de que no sea ahora mismo el líder destacado del mundial. Esto no deja de ser cierto, pero se está aprovechando para realizar una serie de afirmaciones que no lo son, creando un debate falso sobre las bases de una realidad.

Vamos primero con la realidad, Vettel ha cometido 4 errores. El primero en Azerbaiyán, cuando se pasó de frenada intentando pasar a Bottas para ponerse primero, perdiendo 6 puntos (del segundo al cuarto). El segundo en Francia, en la primera curva se pasó de optimista y se llevó a Bottas, terminó quinto, cuando lo más probable hubiera sido un tercero dada la superioridad de Mercedes en ese circuito, por lo que perdió 5 puntos. El tercero en Alemania, bajo una lluvia irregular se fue a la tierra yendo primero destacado, 25 puntos perdidos. Y el cuarto y último Italia, luchando con Hamilton perdió el coche y tuvo que remontar des de la última posición, llegando a la cuarta, en una carrera que tenía en su mano si Ferrari le daba paso con Räikkonen, 13 puntos. Son estos dos últimos los errores sangrantes, los que realmente le han costado puntos importantes a Vettel, los dos primeros son riesgos asumidos que no salieron bien.

Un total de 49 puntos, lo que le daría el liderato, más si consideramos que en Azerbaiyán, Bottas terminó abandonando y la victoria que podría haber sido de Vettel fue para Hamilton, que en Alemania su abandono dió las condiciones para que Hamilton pasara de la cuarta a la primera posición y que en Italia la victoria que perdió Vettel también fue para Hamilton. Por lo que podemos concluir que sin ningún error de Vettel la situación seria inversa a la actual, con Vettel solidamente instalado en el liderato. Maticemos esto, Hamilton también ha tenido malas carreras, en Australia se durmió con el Safety car virtual, en China le quitó puntos a Vettel por el choque de Verstappen con el alemán, cuando la carrera parecía encarada a una sexta posición de Hamilton con podio para Vettel, y en Canadá donde pudo llegar a la quinta posición por la nefasta carrera de Räikkönen. Solo desde Silverstone ha encadenado una buena racha de resultados después de un inicio un tanto irregular.

Pasemos ahora a desmentir algunas de las afirmaciones que se están realizando. “Esto demuestra que Vettel no merecía los 4 mundiales, que fue el Red Bull de Newey”, esto simplemente es inútil en el debate, porque entonces prácticamente ningún campeón del mundo merece sus títulos, todos han tenido buenos monoplazas y casi todos han cometido errores en temporadas siguientes. “el equipo de estrategia de Ferrari es malo”, esta misma temporada hemos tenido jugadas audaces de Ferrari que les han dado la victoria en base a la estrategia, como en Australia o Gran Bretaña, mientras que Mercedes también ha cometido errores, hasta tal punto que en Austria presenciamos como el jefe de estrategia de Mercedes se disculpaba con Hamilton por haberse equivocado.

Aunque cueste, en la Fórmula 1 hay que tener memoria. Ahora que Ferrari es favorita en todos los circuitos, pero esto es desde Alemania, que son las últimas 5 carreras, en las 10 anteriores el dominio era mucho menos claro, En Austria, Francia, España,Azerbaiyán y Australia era de Mercedes, en Bahréin, Mónaco, China y Canadá era de Ferrari y en Gran Bretaña no hubo un dominador claro.

Ahora parece que sea una gran sorpresa que Mercedes pueda ganar carreras, cuando son solo un par de décimas más lentos y la velocidad no desaparece de un día para otro. Si además tenemos en cuenta la especialidad de Hamilton (la clasificación), veremos que ha sido capaz de sacar 2 victorias de los 3 circuitos en los que es más importante la Pole (Hungría y Singapur) y que por lo tanto no es tan raro que Hamilton pueda estar por delante, son los errores que Vettel ha cometido de más respecto a Hamilton los que hacen que haya una diferencia mayor a la prevista.