La familia de Nicky Hayden ha reclamado una indemnización de 6 millones de euros a consecuencia del brutal accidente que el piloto sufrió, mientras entrenaba en Italia, el cual le costó la vida. Esta cifra es la máxima establecida, por ley, en consecuencia de este delito. Esta decisión ya ha sido informada a la parte acusada, un hombre residente en Morciano di Romagna (Rimini) de 31 años.

Esta nueva demanda de la familia del piloto estadounidense se presenta como reclamación al juicio que empezará el próximo 10 de octubre. Y es que ya ha pasado poco más de un año desde que el accidente tuviera lugar en mayo de 2017. Hayden estaba entrenando cerca del circuito de Misano sobre su bicicleta antes de ser arrollado por un Peugeot 306.

El juicio tendrá lugar cerca del lugar de los hechos, en Italia. De momento solo se tienen indicios de las posibles acusaciones y defensas que se pueden realizar en base al informe policial. El coche, que superaba los 70 km/h circulaba por un tramo donde la velocidad máxima permitida estaba en 50 km/h. Según se informa, si el conductor no hubiese superado la velocidad máxima permitida, la muerte del que era entonces piloto de Superbikes se hubiese podido evitar.

Pero por otra parte, Hayden no tenía preferencia en la intersección de las calles Ca ‘Raffaelli y Tavoleto. No obstante, la ley regula que la prioridad en caso de accidente la posee el más débil. Por lo tanto, en el juicio se sabrá cual es el grado de culpa del conductor del turismo para poder saber qué cargos tendrá y cual será el veredicto final que deberá cumplir.

Estatua de Nicky Hayden en Owensboro, su ciudad natal. | Foto: Nicky Hayden

La familia de Hayden no ha cesado en su empeño por mantener viva la memoria del ex campeón del mundo de MotoGP en 2006. En su ciudad natal, Qwensboro, se colocó una estatua de bronce que simulaba la celebración que “El niño de Kentuky” realizó en su circuito, Laguna Seca, en el año 2006.