El equipo oficial de Kawasaki en el Mundial de Superbikes ha presentado la moto con la que, con Tom Sykes y Jonathan Rea como dupla de pilotos por cuarto año consecutivo, tratarán de conseguir su cuarto título seguido.


El fabricante japonés Kawasaki, vigente campeón del mundial de Superbikes, ha presentado en un acto celebrado en Granollers su nueva moto para la temporada 2018. Tal y como se esperaba, la marca no renuncia a su clásico color verde, viéndose los cambios únicamente en pequeños detalles negros que cambian ligeramente de una temporada a otra. Pocas sorpresas en cuestión cromática.

Lo mismo se podría decir de los objetivos de la marca de Minato; su única meta es revalidar lo obtenido en los últimos tres años. Y es que desde que llegó Jonathan Rea al equipo en 2015, Kawasaki ha dominado, junto con el británico, de una manera nunca vista antes en el mundial de SBK, sumando tres títulos de pilotos y de constructores de manera consecutiva. El dominio ha sido tal que, desde el año pasado, se han impuesto cambios en el reglamento con el fin de igualar la situación: desde parrillas invertidas a limitaciones en el desarrollo del motor.

“Siempre es emocionante descubrir nuestros nuevos colores.” Comenta un Rea decidido a seguir haciendo historia y llevarse su cuarto mundial. “Es cuando sientes que la temporada está empezando de verdad. Ahora es el momento de competir y estoy super emocionado ante la perspectiva. KRT siempre se emplea a fondo en la presentación de cada campaña y de nuevo ha tenido un gran acierto con los nuevos carenados. Eso te da la sensación de estar yendo hacia algo nuevo todo el tiempo. Estar en un evento de alto nivel como este hace que me enorgullezca de ser un piloto de Kawasaki”.

“Todo es posible este año y hemos tenido un muy buen programa de tests, teniendo en cuenta los cambios en el reglamento.” Dijo Sykes, campeón del mundo en 2013 y subcampeón en 2012, 2014 y 2016; siempre con Kawasaki. “En este momento, siento que estamos muy bien preparados. La presentación en sí misma, en la sede del equipo, ha sido absolutamente fantástica y todos los involucrados han hecho un muy buen trabajo. Este esfuerzo es una gran manera de comenzar la temporada”.

La temporada 2018 del Mundial de Superbikes comenzará, como viene siendo habitual en los últimos años, el último fin de semana de febrero. los días 24 y 25, en el Circuito de Phillip Island.