Joan Mir, actual piloto del Marc VDS de Moto2, es uno de los pocos pilotos que pueden fardar de hacer un “pit stop” en Moto2 de un año para dar el paso a MotoGP. En el caso del balear, Mir se incorporará a las filas de Suzuki el año que viene; formando tándem con Álex Rins para sustituir a Andrea Iannone.

En su primer año, Joan Mir se encuentra en la quinta posición de la general con 75 puntos. El mallorquín ha puntuado en todas las carreras a excepción de Catalunya, cuando se fue al suelo en la última curva del trazado catalán. Su peor registro lo marcó en Qatar y Jerez; tras acumular tan solo cinco puntos a su general. En cambio su mejor resultado se registra en dos circuitos consecutivos, Le Mans y Mugello, tras cruzar en cuarta posición la linea de meta.

Teniendo en cuenta estos datos en su primer año de debut, Joan Mir explicó en la Cadena Ser que su objetivo es luchar por el mundial de Moto2 esta temporada para así, poder dar el salto a la categoría reina como campeón del mundo de la categoría intermedia.

En relación a su actuación en el mundial, la adaptación del balear ha sido muy rápida y poco costosa. Incluso era el propio piloto el que reconocía sentirse sorprendido por dicho hecho. Estoy bastante cómodo porque estoy adaptado, incluso a mí me ha sorprendido lo rápido que me he adaptado, explicaba.

No obstante, que Mir esté adaptado a la moto no significa que todo vaya sobre ruedas ya que todavía queda mucho por mejorar puesto que la victoria en la categoría intermedia todavía no ha llegado. El 36 de Moto2 explicaba que deben mejorar sobretodo el inicio de carrera que es donde más tiempo pierde. De esta forma podrán evitar los riesgos que, según el joven de 20 años, debe correr para poder recuperarlo.

Por otra parte, el piloto del Marc VDS también habló sobre su trayectoria en el mundial. Contaba que esperaba estar tres años en la categoría pequeña y dos en Moto2, pero que los sucesos han ido totalmente diferente a lo esperado.

Pensaba que estaría 3 años en Moto3, muchos años en Moto2 y si había oportunidad, pues subiríamos a Motogp, pero todo ha sido muy rápido. Tenemos mucha proyección y me da tranquilidad tener el futuro asegurado.

Mir explicó que la oferta de Suzuki no la podía dejar escapar, pese a estar tan solo un año en Moto2, porqué “una fábrica no te toca las puertas cada día“.

Una fábrica no te toca las puertas cada día. Si ellos deciden invertir tanto dinero es porque están convencidos de que pueden sacar un rendimiento. No me costó aceptar la oferta porque el trato fue muy bueno, al final son como una segunda familia.