Jean Todt, presidente de la FIA, ha estado esta semana en Sudamérica, concretamente en Uruguay y en Argentina. Es en el país de Juan Manuel Fangio donde el dirigente concedió un seguido de entrevistas, una de ellas a Carburando.com. Todt habló de la situación actual de la F1, pero también sobre expandir fronteras y volver a correr en Argentina.

El presidente de la federación internacional comentaba que le encantaría volver a Argentina, pero que su papel no es la de negociar con un país. Para ello, primero tiene que haber una propuesta factible y luego se hablaría: “Durante muchos años, Argentina recibió la Fórmula 1. Desafortunadamente, por problemas económicos dejó de hacerlo. La función de la FIA no es la de negociar con países o ciudades, sino la de regular y homologar circuitos. Una cosa queda clara, como presidente estaría muy contento de ver de nuevo un GP de F1 en Argentina“.

Argentina es un país que ama el automovilismo, aquí hay carreras de diferentes competiciones. Viene la Fórmula E, viene el mundial de turismos, también se disputa un campeonato de Rally Cross”, argumentaba Todt sobre el fuerte vínculo que une el deporte de motor y el país.

Todt también quiso negar en rotundo la posibilidad de volver a ser jefe de equipo. Según el francés, está bendecido por su trabajo: “De ningún modo. Estoy bendecido, amo a los coches. Tuve diferentes oportunidades en mi vida: Rally, resistencia, Fórmula 1, ahora soy presidente de la FIA y ocupo un lugar importante en la ONU. Agradezco las oportunidades que tuve en mi vida“.

A Jean Todt le dio tiempo incluso de valorar las órdenes de equipo. El máximo exponente de la federación comentó que está a favor de dichas prácticas: “Estoy a favor de las órdenes de equipo, respeto la posición del público que quiere ver la carrera, pero si estás del otro lado quieres ganar y si quieres ganar, a veces tienes que ponerlo todo en la pista y eso en algunas ocasiones supone órdenes de equipo“.