Lewis Hamilton ha sido supremo otra vez más en el Gran Premio de Estados Unidos de Fórmula 1. El británico ha superado con claridad a Sebastian Vettel, quien ha terminado segundo. Kimi Räikkönen ha acabado tercero tras una polémica penalización a Max Verstappen.

Con una espectacular salida de Sebastian Vettel (Ferrari), el alemán tomaba el liderato de la carrera por delante del autor de la pole position, Lewis Hamilton (Mercedes AMG).

Parecía una buena oportunidad para ganar la carrera para el alemán, pero enseguida Hamilton le superaba en la sexta vuelta. A partir de ahí, dominio absoluto por parte del líder del campeonato que vencería con una clara ventaja sobre el piloto del equipo de Maranello.

Un Vettel que para intentar superar a Hamilton, realizaba una parada a box extra que no le servía para recortar distancias con el británico en la pista. Solo le complicaba sus opciones para recuperar el segundo lugar al no seguir la misma estrategia tanto Valtteri Bottas como Kimi Raikkonen.

La tercera posición ha sido muy disputada y competida. Valtteri Bottas (Mercedes AMG) era quien mantenía esta posición en la salida pero el finlandés no conseguía mantener el ritmo de los líderes, teniendo a Daniel Ricciardo (Red Bull Racing) y Kimi Räikkönen (Ferrari) justo detrás de él intentando superarlo.

Ricciardo quedaría fuera de la lucha en abandonar por problemas de fiabilidad. También abandonaba Fernando Alonso (McLaren-Honda) por unos problemas similares, al igual que Nico Hulkenberg (Renault) y Pascal Wehrlein (Sauber).

Tras la primera parada en box, Räikkönen rodaría justo detrás de Bottas esperando la ocasión ideal para superarlo, lo que sucedería en la vuelta 42. El finlandés de Mercedes finalmente finalizaba en la quinta posición al ser superado también por Max Verstappen ( Red Bull Racing).

Un Verstappen que salía desde la decimosexta posición, venía remontando gracias a su estrategia de dos paradas que le permitía luchar con Räikkönen por el podio en la última vuelta de la carrera.

El holandés le superaba a falta de 4 curvas, en una polémica maniobra al límite que impresionaba a todo el mundo por su gran riesgo a alta velocidad. No obstante, una vez se encontraba a punto de subir al podio, la FIA comunicaba una penalización de 5 segundos para Max por haber superado los límites de la pista en esa acción, lo que generaba una gran diversidad de opiniones entre la gente del Paddock y entre los aficionados.

Después de una complicada carrera, Esteban Ocon (Force India) ha sido sexto manteniendo a raya al Renault de Carlos Sainz, que en su primera carrera con la escudería francesa conseguía finalizar en séptima posición tras una buena carrera.

La zona de puntos la completaban Sergio Pérez (Force India), Felipe Massa (Williams) y Daniil Kvyat (Toro Rosso).

En el campeonato de pilotos, Hamilton amplía la distancia del campeonato a 66 puntos con Sebastian Vettel, teniendo una oportunidad de oro en el próximo Gran Premio de México para ganar su cuarto campeonato. Con tan solo un quinto puesto, el británico ya obtendría matemáticamente el título en el circuito de los Hermanos Rodríguez.

Esta carrera en Estados Unidos ha servido también para que Mercedes se proclamara campeón de constructores por cuarta vez consecutiva.

La próxima carrera será dentro de siete días en ocasión del GP de México, pocas semanas después de que la capital mexicana sufriera uno de los peores terremotos de su historia que generó un gran número de víctimas y heridos.

Hacer Comentario