El motociclismo cada día nos deja más claro que es un deporte de riesgo. El último caso el de Franco Morbidelli en Assen. El italiano se fue al suelo durante la Free Practice 3 de MotoGP, el sábado, en la curva 7. Morbidelli, vencedor por cierto de la carrera holandesa en 2017 en la categoría de Moto2, sufrió una caída muy rápida donde se fue arrastrado varios metros hasta el muro de protecciones. Afortunadamente, y gracias a las protecciones incorporadas en el mono del piloto, pudo levantarse sin más por su propio pie.

Una vez retirado de la pista, fue atendido por los profesionales médicos. El diagnóstico fue “poco” por lo que se podría haber hecho: fractura del tercer metacarpiano de su mano izquierda. También se quejaba de dolor en la rodilla aunque sin resultado claro debido a la inflamación de la articulación.

La fractura, vital para un piloto de motociclismo, obligó al piloto a abandonar el Gran Premio de Holanda; impidiendo así que formara parte de la parrilla el domingo en carrera. Según Morbidelli, esta decisión se tomó con la intención de llegar al 100% a la siguiente carrera, Alemania. A pesar de la retirada, el italiano no tuvo la necesidad de pasar por el quirófano.

El equipo emitió un tweet afirmando que, pese a no competir en Assen ni realizar los tests privados de Brno, el piloto probablemente podría asistir a la carrera germana el próximo domingo 15 de julio.

Pero a ojos del piloto, este optimismo empieza a ser decadente. En declaraciones a motogp.com, Morbidelli aseguraba no estar seguro de poder competir en Sachsenring. Pese a que, según explica, está físicamente al 100% aunque con leves dolores en la mano, no puede asegurar con certeza su asistencia debido a que la confirmación médica todavía no ha llegado.

No estoy seguro si estaré. Me he puesto un refuerzo y tengo que esperar a ver que me dicen los doctores. Tenemos que esperar una semana más para ver cómo va la rotura. La respuesta la daré la próxima semana.

Morbidelli también tuvo un instante para hablar de su futuro. Según explica, ha oído muchas cosas y muchas informaciones a su alrededor. Pero el italiano asegura que todavía no ha firmado ningún contrato con ninguna escudería para el año que viene.

Desgraciadamente no tengo ninguna novedad. He oído muchas cosas últimamente y la única verdad es que no he firmado nada.