El Mercedes AMG #4 del equipo BlackFalcon (Engel, Buurman y Stolz) ha vencido las 3h de Barcelona correspondientes al campeonato Blancpain GT Endurance, adjudicandose así el títulos de campeones ante un Marciello que ha sido segundo en carrera (con Juncadella y Vautier). Molina (con Aleshin y Rigon) ha terminado en el podio después de un gran stint del piloto local.

Maro Engel (Mercedes #4) mantenía la primera posición frente a un Mies (Audi #1) que resistía en segunda. Por detrás el Mercedes #35 de Meadows se salía en la curva 4 obligando a concluir su participación. Los 52 pilotos llegaban a la zona del estadi y el Mercedes #88 de Juncadella, con Marciello a los mandos, se ponía 5º. Con tantos pilotos en esta categoría, los errores se sucedían y la bandera amarilla asomaba cuando Barnicoat (Ferrari #58) se quedaba girado.

El piloto de BlackFalcon #4 cogería la directa mientras Nicki Thiim (Aston Martin #76) se ponía segundo causando tapón. Marciello (Mercedes #88) adelantaría a Buhk (Mercedes #43) poniéndose 4º.

Los minutos sucedían y Remon Vos (Mercedes #49) pinchaba. Mientras Bortolotti (Lamborghini #63) adelantaba a Gianmaría (Lamborghini #19) y se dejaba parte de la carrocería, le caía una sanción a Patty (Nissan #23) por causar una colisión.

Seefried sufriría problemas en el tubo de escape de su Lexus #14, que comparte con Albert Costa, obligando a retirarse antes de tiempo. Marciello seguiría remontando quitándose primero a Mies y luego a Thiim para ser 2º. Llegar a Maro Engel se avecinaba imposible.

A falta de 2h y 10 minutos empezaría el baile de paradas. Uno de los primeros era Bentley #8 que cambiaba a Abril por Soucek. Veíamos despues cambios importantes como la entrada de Jake Dennis en el Aston Martin #76, Dani Juncadella en el Mercedes #88 o Alex Riberas en el Audi #1. El último en parar fue Maro Engel que dejó a Stolz muy de cara la carrera.

Después de los cambios, Juncadella era tercero (Mercedes #88) y Jake Dennis segundo (Aston Martin #76). Por detrás, el tapón de Ineichen (Lamborghini #82) en la 5ª posición, mantenía detrás a Feller, Riberas y Soucek. Tanto Feller como Riberas pasaban a Ineichen y Soucek lo intentaba. Posteriormente, Feller sería sancionado con Drive Through por hacer menos tiempo del mínimo de parada por lo que Riberas heredaba la 5ª posición.

Pasada la mitad de carrera un Safety Car reagrupaba al grupo de nuevo, aunque no tardaría Stolz en coger ventaja. Los doblados jugarían papel importante molestando a Dennis y Juncadella. Uno de ellos, Alexander West (McLaren #188) taparía a Dani como si luchara por la posición creando un tren importante que acabaría con el piloto “AM” impactando con Buhk (Mercedes #43). Esto benefició a Riberas que ascendía a la 4ª posición.

Pocos minutos depués llegaría una de las claves de la carrera. Los pilotos de arriba cambiaban sus pilotos lo que era normal pues restaba solo una hora de carrera. Stolz dejaba su asiento a Buurman, Dennis a Vaxiviere, Juncadella a Vautier y Riberas a Vanthoor. Entonces saldría una bandera amarilla en todo el circuito que relantizaría la marcha de todos. El motivo: Feller se estrellaba contra el muro en la curva 3. Los pilotos que no habían parado aprovecharían para no perder tiempo. Esto permitió ver un líder inusual: el piloto de la categoría Silver Mikael Grenier (Jaguar #54).

La carrera se reanudaría y el BlackFalcon #4 no tardaría en ponerse líder y abrir hueco, no sin antes pasar a algunos doblados que una vez más molestaban a sus perseguidores. Gracias a esto Molina situaba a su Ferrari #72 en 5ª posición. Vanthoor lo pasaría fácil en recta e iría a por el Aston Martin de Vaxiviere.

Esta lucha nos dejaría una imagen que marcaría el destino de ambos equipos en la carrera. El Audi #1 pasaría al Aston Martin #76 en la subida de la Moreneta (curvas 6 y 7) dejándo a Vaxiviere sin espacio y perdiendo posiciones. La maniobra daba a Molina el 4º lugar. Esta maniobra sería imvestigada para que cerca del final se le aplicara un Drive Through al piloto belga.

Antes de la sanción, un Safety Car reagrupaba al grupo, lo que acercaba a Molina al podio, propiedad de Grenier tras ser adelantado por Vautier. Cuando el coche de seguridad marchó, el Mercedes #4 volvió a abrir hueco y Molina adelantó a Grenier. Poco después Vanthoor haría lo propio para abrir hueco antes de cumplir su sanción.

Cerca del final, un nuevo Safety Car reagrupaba a todos, poniendo un poco de presión a Buurman, pero este rápido se volvió a hacer con otro colchón y ganó la carrera y el campeonato Blancpain GT Endurance. Segundo cruzó el Mercedes #88 de Marciello, Vautier y Juncadella, seguido del Ferrari #72 de Rigon, Aleshin y Molina.