El ex piloto de F1 ha ganado la Race of Champions (ROC) por segunda vez, después de que ya la ganara en 2014, batiendo en esta ocasión a Petter Solberg.

El Riyadh’s King Fahad International Stadium (Arabia Saudí) ha sido el escenario escogido este año para celebrar la ROC. Después de que ganara Alemania la Nations Cup, ahora ha sido el escocés Coulthard quien ha resultado ganador en la prueba individual. Lo ha hecho tras derrotar a Petter Solberg, actual piloto del WRC, quien debutaba en una Gran Final de la Race of Champions. Coulthard, por el contrario ya había participado en varias ocasiones, e, incluso, la había llegado a ganar el año 2014 en las Islas Barbados.

En las semifinales, Coulthard batió al llamado Mr. Le Mans, Tom Kristensen, quien a pesar de haber participado seis veces en la ROC, aún no ha ganado en ninguna ocasión. Por su parte, el otro finalista, Solberg, eliminó el campeón del mundo de Rallycross, Johan Kristoffersson.

El ya bicampeón de la ROC se mostró satisfecho con la victoria, sobre todo después de desvelar que su hijo le había dicho que era demasiado viejo para competir. En este sentido, Coulthard respondió de esta forma: “Estoy encantado de poder demostrar que la experiencia también es algo que aporta cosas positivas”.

El finalista, Solberg, felicitó al nuevo campeón y aseguró que a pesar de no ganar, había hecho todo lo que estaba en sus manos para hacerlo. “David ha pilotado muy bien y ha tenido la mentalidad perfecta que lo hace merecedor de la victoria”. Por último expresó su felicidad por haber llegado por primera vez a la Gran Final y aseguró que el ambiente entre el público y los pilotos había sido magnífico durante toda la competición.