El australiano de Red Bull, Daniel Ricciardo, saldrá des del fondo de la parrilla en el GP de Alemania haga lo que haga en los entrenamientos cronometrados. Ricciardo tiene una penalización de 20 puestos después que el australiano haya puesto un nuevo MGU-K. Al ser este el tercero de la temporada -cuando solo dos por temporada es lo que el reglamento permite usar- la penalización dejará a Ricciardo en el fondo de la parrilla.

Unas semanas atrás el jefe de equipo de Red Bull, Christian Horner, ya sugirió que Hockenheim podría ser el escenario escogido para cumplir con esta sanción, ya que des del equipo creen que es mejor reservarse Budapest como un finde libre de cargas, debido a que los de la bebida energética tienen puestas grandes expectativas en ese circuito.

El cambio se debe a los problemas que ya tuvo Red Bull con este elemento en Baréin y Mónaco, con el GP de Austria como detonador final, ya que el australiano se vio obligado a retirarse por culpa de su “exhausto” MGU-K.

Después del cuarto puesto obtenido en Silverstone durante el GP del Reino Unido, Ricciardo es cuarto también en la clasificación general de pilotos, diez puntos detrás de Kimi Raikkonen y 65 detrás del líder del campeonato, Sebastian Vettel.

También todos los pilotos que tienen una unidad de potencia Ferrari han puesto un nuevo MGU-K este fin de semana, siendo el segundo de la temporada. Los pilotos de la escudería italiana -Vettel y Raikkonen- ya estan usando la segunda unidad MGU-K de esta temporada.