Conor Daly continuará en el monoplaza 88 del equipo Harding Racing en la carrera de Mid-Ohio de la Indycar en detrimenda de Gabby Chaves que sigue en un segundo plano.

Daly perdió su asiento asegurado en la IndyCar con el equipo AJ Foyt Racing a final del 2017 e hizo las 500 millas de Indianapolis con ellos antes de remplazar a Chaves en la última carrera en Toronto.

La 13ª posición en las calles de Toronto significó que Daly llevó a Harding el mejor resultado de la temporada. El equipo ha confirmado hoy que Daly continuará en el lugar de Chaves y que evaluarán si el piloto de Indiana debe ser el titular para la alineación de la temporada 2019.

Tras el gran rendimiento y progreso que hizo en el fin de semana de carrera en Toronto, hemos decidido darle la oportunidad a Conor Daly en Mid-Ohio para que demuestre de lo que es capaz“, decía el jefe de equipo Brian Barnhart.

Siguiendo lo que pasó en la pasada carrera y en el interés de continuar y seguir mejorando, vamos a correr con Conor este fin de semana en la Honda Indy 200“, añadía el máximo exponente de la escudería Harding Racing.

“Apreciamos mucho la cooperación de Gabby Chaves y su interacción con Daly ya que eso nos hace mucho más fuertes y nos ayuda a evolucionar”.

Es evidente que Harding Racing no es uno de los equipos punteros de la categoría, pero este año estan demostrando que quieren mejorar y preparar un buen monoplaza de cara a la próxima temporada: “En nuestra búsqueda de más información y de mejoras, esta va a ser nuestra dirección para Mid-Ohio, con un ojo siempre puesto en el futuro”, concluía Barnhart.

Chaves tiene contrato con el equipo hasta 2019 y Daly no podrá completar toda la temporada ya que tiene planeado debutar en la Road America de la Nascar Xfinity. Esa cita entra en conflicto con Gateway, por lo que da a entender que a partir de ahora, Daly será el piloto oficial y Chaves quedará relegado a un segundo plano.