Conor Daly ha conseguido encontrar asiento para participar en la Indy500. Será con Dale Coyne Racing, gracias al acuerdo con Thom Burns Racing. Se trata de un promotor inmobiliario de gran reputación que ya ha ayudado económicamente a otros pilotos en el pasado para su participación en la mítica carrera.

Thom Burns Racing le ha proporcionado a Conor Daly el importante patrocinio de las Fuerzas aéreas de los Estados Unidos. Precisamente este patrocinador pondrá el diseño del coche, con elementos con un alto nivel de patriotismo estadounidense.

Será la segunda vez que Conor dispute la Indy500 con Dale Coyne Racing. Llevaba dos años a tiempo completo con las escuderías Coyne y Foyt, pero se quedó sin asiento después de que ésta última se decantara por Tony Kanaan y Matheu Leist. La falta de presupuesto le impidió conseguir un segundo asiento y ahora tiene la oportunidad de demostrar que es un piloto válido para la competición.

Los resultados no le han acompañado. Ha sido decimoctavo los dos años a tiempo completo siendo la temporada pasada el piloto a tiempo completo que menos puntos realizó. Su mejor puesto ha sido una segunda posición en Detroit. Su aventura por Europa tampoco le dio sus frutos, donde compitió en GP3 y GP2 sin mayor trascendencia.

Coyne dice estar “muy contento” de tener a Daly de vuelta al equipo: “Conor ha hecho un gran trabajo para nosotros en el pasado y esperamos continuar este año en IMS. También esperamos trabajar con Thom Burns Racing y estamos muy contentos y honrados de ser socios y representar a la Fuerza Aérea de los Estados Unidos”.

Conor Daly dio las gracias a su nuevo equipo: “No puedo agradecerle a Dale Coyne lo suficiente por tenerme de nuevo en el equipo y Thom Burns lo suficiente como para traer este programa junto con la Fuerza Aérea para darnos una oportunidad de luchar en la carrera número 102 de las 500 millas de Indianápolis. Junto con un increíble equipo de gente en Dale Coyne Racing con el que he tenido el placer de trabajar anteriormente, creo que tendremos una gran oportunidad para brillar”, afirmó el piloto.

Conor, que correrá con el monoplaza número 17, formará parte de los cuatro coches que Coyne pondrá en pista. Sebastien Bourdais, Pietro Fittipaldi y a falta de confirmación, Pippa Mann serán los pilotos restantes.

Foto: Chris Owens