Citroën está dispuesto a hablar con Sébastien Ogier, pentacampeón del mundo de rallies, sobre un posible acuerdo para regresar después de siete años.

El piloto francés fue el protegido de Citroën, pero se fue a finales de 2011 cuando creció la tensión entre él y Sebastien Loeb, nueve veces campeón del WRC.

Fue entonces cuando firmó con Volkswagen y, después de una temporada de desarrollo con conduciendo un Skoda Fabia S2000, comenzó su racha de victorias consiguiendo cinco títulos WRC en 2013, que continuaron cuando se unió a M-Sport la temporada pasada después de Volkswagen.

La partida de Kris Meeke ha dejado al director del equipo Citroën, Pierre Budar, sin un claro líder de equipo para lo que queda de temporada y el próximo año.

Cuando le preguntaron si hablaría con Ogier sobre la temporada 2018, Budar dijo a Motorsport.com: “En nuestra situación consideraremos todas las oportunidades para tener un nuevo piloto. Si me dices que Ogier está en el mercado y que Citroën puede interesarle a Ogier, entonces, por supuesto, nos interesaría Sebastien Ogier. Eso seguro. Pero tenemos que considerar todas las posibilidades y definir nuestra alineación de pilotos para el próximo año”.

Citroën no pudo igualar las otras ofertas que recibió Ogier el año pasado, después de asegurar que firmarlo era su prioridad.

Carlos Tavares, CEO de PSA Group, también dijo a Motorsport.com que Citroën no había ido tras Ogier porque “creemos que tenemos un gran piloto llamado Kris Meeke“, a principios de la temporada 2017.

Ogier no ha dicho nada acerca de su futuro. Su contrato con M-Sport terminará a final de temporada, en la que ha ganado tres de las seis primeras citas.

Budar evaluará a Craig Breen y Mads Ostberg como opciones para una posible alineación futura.

Breen sigue bajo contrato y ahora es probable que participe en todas las rondas restantes de 2018, ya que originalmente no debía asistir al Rally de Catalunya ya que iba a ser el último de los tres eventos planeados para el regreso de Sebastien Loeb.

Foto: FIA WRC