El piloto madrileño es una persona feliz y es que después de hacer oficial su llegada a McLaren para la próxima temporada puede respirar tranquilo. Junto con su futuro compañero de equipo, Lando Norris, disputarán una temporada 2019 que se prevé muy difícil. El equipo de Woking decidió el año pasado que partían peras con Honda y que buscaban aliados en Enstone, es por eso que Sainz sigue teniendo una buena imagen del constructor francés.

Carlos Sainz cree que Renault acabará teniendo una unidad de poténcia al mismo nivel que las de Mercedes y Ferrari. Según comenta el madrileño, los franceses trabajan día y noche para mantener la cuarta plaza este año y poder soñar con algo más la próxima temporada.

Renault proporcionó a Red Bull en el pasado GP de Italia la nueva evolución del motor, la ‘Spec C’ con la que Daniel Ricciardo y Max Verstappen comentaron que habían ganado alrededor del 0.3s por vuelta.

Sainz confía mucho en esta nueva especificación de la unidad de poténcia y es que se supone que es la base para la temporada que viene: “La especificación C está básada en el motor de la próxima temporada. Parece que ha trabajado bien en Red Bull, ellos parecen muy satisfechos con la evolución“.

“Es un buen paso. Es una mala noticia que no la hayamos tenido antes este año porque nos habría hecho la vida mucho más fácil en la lucha con Haas y Force India. Estoy seguro que Renault logrará hacer un motor al nivel del de Mercedes y Ferrari. Juntos, con la colaboración de McLaren espero que tengamos un año mejor al actual”.

Nico Hulkenberg ha estado utilizando la ‘Spec B’ y Sainz la C, pero el madrileño cree que el equipo no puede sacar conclusiones del nivel en Monza porque el trazado italiano no es equiparable con ningún otro en la temporada.

No vamos a tener muchas más mejoras en el ámbito del motor esta temporada, necesitamos focalizarnos en el monoplaza”, comentaba Sainz.

Es bueno que Red Bull corra con él porque así los ingenieros pueden aprender de como se comporta y mejorarlo para la próxima temporada“.

Sainz parece ser el piloto más feliz de la parrilla, pero no puede olvidar la feroz lucha con Haas esta temporada y es que si Grosjean no hubiera sido descalificado, los de Enstone ya habrían perdido la cuarta posición del mundial de constructores.