Pese a recibir una penalización, el americano se sobrepuso al autor de la pole position Justin Allgaier.

Debutaba en las Xfinity de 2018, y a la primera se llevó el gato al agua. Brad Keselowski consiguió la primera victoria en la competición de este año al imponerse en el ISM Raceway de Phoenix. En una carrera complicada donde se ha tenido que siuspender hasta dos veces por lluvia, el piloto estadounidense se impuso al autor de la pole position Justin Allgaier, que terminó segundo, medio segundo por detrás de Brad.

Fue penalizado por exceso de velocidad en el pit lane, pero la buena estrategia de su equipo, Team Penske, y un gran rendimiento de su coche, como ha reconocido el propio piloto, lo elevaron hasta la primera posición a falta de 22 vueltas. Superó la lluvia, las nabderas rojas que comportaron un retraso de dos horas para acabar la carrera de 200 vueltas.

No es la primera vez que gana en Phoenix, lo hizo en 2014, ni tampoco la primera vez que gana en su prueba inaugural en Xfinity. Ya lo hizo el año pasado en Richmond. Keselowski cosecha ya 37 victorias en la competición.

Kyle Busch, que fue tercero, ganó la etapa dos. Bell fue cuarto y en quinta posición Jamie McMurray, que disputó su primera carrera en la competición desde 2013.

Keselowski quiso agradecer a todo su equipo el trabajo hecho para que consiguiese la victoria: “Fue un esfuerzo de equipo sólido. No fui perfecto hoy en día por ningún lado, pero el coche era realmente fuerte. Realmente bien por alrededor de 50-60 vueltas. Las últimas 20 vueltas caerían bastante bien, pero los muchachos lo hicieron contar. Estoy muy orgulloso de ellos “.

Foto: Nascar