El segundo de los dos ePrix que se disputarán en el circuito urbano de Brooklyn, Nueva York, Sam Bird ha vuelto a ganar, esta vez desde la Pole, con más autoridad y en una carrera donde la acción ha estado, principalmente, en la lucha por el podio y los puntos. Los Mahindra completan el podio con Rosenqvist segundo y Heidfeld tercero.

La carrera arrancó y Felix Rosenqvist superó al Poleman y ganador de ayer Sam Bird para ponerse en cabeza. Tras ellos se encontraban Jean-Éric Vergne (con daños en su monoplaza) y Nick Heidfeld. Tal y como pasó ayer, hubo varios toques en las frenadas, con Daniel Abt siendo el más perjudicado. Vergne paró en boxes para reparar los daños, por lo que Heidfeld se puso tercero y Pierre Gasly accedió al cuarto lugar.

En la vuelta 7, Maro Engel, que iba quinto, dañó su coche y tuvo que entrar a repararlo. Oliver Turvey heredó su quinta plaza. Al mismo tiempo, Mitch Evans se salió de pista y se quedó con el monoplaza parado, lo que propició que se decretara Full Course Yellow. La neutralización duró poco y, al reanudarse la prueba, Bird superó a Rosenqvist para recuperar el liderato. Heidfeld aprovechó la situación para intentar superar a su compañero, pero este pudo defenderse.

Por detrás, había un interesante duelo por la quinta plaza, con un grupo liderado por Turvey, cuya posición se veía amenazada por Tom Dillmann y un Lucas Di Grassi que venía remontando desde el noveno lugar. El brasileño superó al alemán de Venturi para acceder a la sexta posición, en la vuelta 14 y, un giro después, se puso quinto en detrimento de Turvey. En la 18, Nico Prost adelantó a Dillmann y Turvey para ponerse sexto. El británico de NextEV estaba sufriendo y también fue superado por el propio Dillmann y por Stéphane Sarrazin tras perder el coche.

En la vuelta 22, se decretó FCY debido al coche de Alex Lynn, que sufrió problemas de nuevo y se quedó parado en pista. Todos los pilotos aprovecharon la neutralización de la carrera para hacer el cambio de coche. En la 24 se volvió a bandera verde sin cambios en las posiciones punteras, pero con Robin Frijns, que no había parado, quinto entre Gasly y Di Grassi. En Techeetah cometieron el error de parar a sus pilotos justo cuando se relanzó la carrera, por lo que Sarrazin cayó hasta la 15ª posición. Frijns paró finalmente en la 27.

En la 33, Loïc Duval amenazaba la octava plaza de Antonio Félix Da Costa. Los pilotos se tocaron, Da Costa hizo un trompo y le superaron tanto Duval como su compañero Jêróme D’Ambrosio. Tres giros más tarde, Heidfeld adelantó a Rosenqvist y se puso segundo, sin embargo, Bird ya estaba muy lejos.

En la vuelta 46, D’Ambrosio dio cuenta de Duval para ponerse octavo. Da Costa intentó aprovechar la oportunidad para superar al francés y le golpeó al intentar pasar. Duval se quedó trompeado y fue superado por Da Costa y por los dos Techeetah. El portugués fue sancionado con un Drive Through

En el siguiente giro, Heidfeld y Rosenqvist intercambiaron posiciones y, en el último, Gasly les alcanzó y, al intentar la maniobra en la última curva, chocó con el muro. No obstante, pudo cruzar la meta.

Con este extraño final, Bird vuelve a ganar y confirma el doblete, el segundo que se consigue en la Formula E junto al de Prost en la cita de Londres de la segunda temporada. Rosenqvist ha sido segundo y se consolida cada vez más como el piloto más fuerte de las últimas citas. Heidfeld completa un doble podio para Mahindra. Gasly, Di Grassi, Prost, Dillmann, Vergne, Frijns y D’Ambrosio cierran el Top 10.

Estos resultados dejan la distancia entre Buemi y Di Grassi, a falta de dos carreras en las que volverán a estar ambos en pista, en 10 puntos. Rosenqvist es tercero a 53 de la cabeza, por lo que sigue teniendo opciones matemáticas, pese a que son mínimas, de llevarse el título. El desenlace del tercer mundial de Formula E se disputará, en otra cita doble, dentro de dos semanas en Montreal, otro escenario que se estrena en la categoría.

Hacer Comentario