DTM ha confirmado la entrada del fabricante británico Aston Martin en el campeonato de turismos para competir contra BMW y Audi.

Aston Martin entrará en el campeonato alemán a través del Equipo R-Motorsport, que estará manejado por el experimentado equipo de HWA AG, que actualmente corre con Mercedes en la serie de turismos.

Con Mercedes fuera del campeonato para dar el paso a la Fórmula E, la noticia de que Aston Martin se une al DTM es un gran alivio para la competición. El Team R-Motorsport es parte de AF Racing AG, que tiene una sólida asociación con el fabricante británico.

El Dr. Florian Kamelger, fundador y copropietario de AF Racing AG y R-Motorsport, dijo: “Estamos encantados de unirnos con Aston Martin a una serie reconocida de primer nivel con reconocimiento internacional.

Competir con fabricantes premium representa un gran desafío para nuestra marca. Los nuevos reglamentos técnicos y la intención de internacionalizar aún más el DTM fueron razones importantes para nuestra decisión“.

El presidente de ITR, Gerhard Berger, le dio la bienvenida al fabricante británico al DTM: “Esta decisión de un fabricante de coches deportivos de lujo como Aston Martin es un evento histórico para nuestra serie y un hito para la orientación internacional del DTM“.

La noticia de la incorporación de Aston Martin se produce después de la confirmación de un acuerdo entre DTM (ITR) y Super GT para crear un reglamento técnico común de “Clase 1” y tener una carrera de DTM en Japón y una de Super GT en Europa para la próxima temporada.

Estoy convencido de que la cooperación de ITR y GTA, así como la decisión de Aston Martin de unirse al DTM provocará el efecto de llamada para otros fabricantes. La cooperación con GTA, la internacionalización de nuestra plataforma y la adquisición de otras marcas representan algunos de nuestros objetivos estratégicos más importantes“.

Impulsaremos la expansión internacional, un desarrollo que se supone que se debe subrayar con una adaptación del nombre de la serie en 2020“, dijo Berger.

El DTM sigue evolucionando y da pasos de gigante para ser cada vez más una categoría presente para los grandes pilotos. Estos dos años que faltan para 2020 servirán como impás para entender qué se puede mejorar y qué está bien para crear una marca mundial para la próxima década.