Tras la reciente noticia, en la que se explicaba la decisión de Suzuki de prescindir de Andrea Iannone, el italiano ha sido contundente en la primera sesión de libres del Gran Premio de Italia. Andrea Iannone se ha llevado la mejor marca de los pilotos de MotoGP; reclamando así el sitio que le corresponde en la categoría.

No obstante, el punto más importante de la jornada de hoy ha sido la espeluznante caída, del también natural de Italia, Michele Pirro. El piloto de Ducati que, iba sin airbag en su mono justo en el momento del impacto, sufrió un brutal accidente cuando iba a casi 300 km/h a final de recta; junto en la entrada de la primera curva del trazado. El 51 de la parrilla perdió el control de su máquina; volando varios metros e impactando contra el suelo sin control. Afortunadamente, Pirro estuvo consciente y los médicos fueron positivos; aunque fue evacuado en ambulancia del circuito.

La de Pirro no ha sido la única caída de la jornada, aunque sí la más fea. El catalán Aleix Espargaró se iba al suelo, en el mismo lugar que el italiano, pero sin consecuencias. Otro piloto que también tocaba asfalto en la curva 4, sin consecuencias físicas, fue Marc Márquez. Pero la caída del de Cervera no ha sido tan preocupante por lo que le ha podido suponer; si no por la actitud de la afición italiana. La caída de Márquez fue aplaudida por los tifosi de Valentino Rossi. Este solo es el principio de lo que, desde Argentina, es la guerra Rossi-Márquez. El actual, y provisional en la general, campeón del mundo deberá estar más concentrado de lo normal durante el transcurso de este Gran Premio, en especial el Domingo, ya que ya ha podido saber y sentir qué reacción tienen los fans de “Il Dottore“. Finalmente, Márquez entró en tercera posición.

 

Otra caída, protagonizada en este caso por Maverick Viñales. El de Roses empezaba la sesión de entrenamientos por el suelo, sin consecuencias, aunque poco a poco se ha ido sintiendo más cómodo en su M1. De momento las sensaciones de Yamaha parecen ser positivas en Mugello. Johann Zarco no ha destacado en esta primera sesión. El francés, que ha estado “escondido” buena parte del entrenamiento, ha finalizado en cuarta posición.

Aunque sin protagonizar una caída, este viernes no ha sido favorable para Ducati; especialmente para la de Andrea Dovizioso que ha provocado la segunda bandera roja de las tandas. El subcampeón del mundo ha roto motor en la recta principal. El local ha tenido que abandonar inmediatamente la pista porqué, a demás, se le ha incendiado la Desmosedici. No han habido consecuencias mayores para el primer piloto de la escudería italiana. Pero la marca italiana deberá prestar especial atención al estado de sus motores durante esta sexta prueba del mundial de motociclismo.

La primera Ducati en finalizar las tandas libres del Gran Premio de Italia fue la de Jack Miller. Es la primera aparición en el top5 del australiano en lo que va de temporada. No obstante, la GP18 debe ir muy rápido en este trazado; por lo que era de esperar que 43 estuviera en los puestos de cabeza. A demás, ha finalizado el crono por delante del británico Cal Crutchlow, sexto, y Valentino Rossi, séptimo. El nueve veces campeón del mundo ha rodado todo el día junto a los pilotos de cabeza.

Dos italianos más: Franco Morbidelli, que ha sorprendido tras ocupar un octavo puesto en la parrilla final junto a su Honda del Marc VDS, y Danilo Petrucci, piloto satélite de Ducati, que ha finalizado una posición por detrás.

Finalmente, Jorge Lorenzo entraba a boxes en décima posición. Buen resultado para el mallorquín, porqué si las cosas mañana le van bien, esta misma posición le asegura el paso directo a la Q2.