Fernando Alonso se ha mostrado satisfecho tras finalizar su primer relevo en una carrera del WEC con el Toyota TS050 Hybrid #8 en las 6 Horas de Spa. Después de bajarse del coche, dejándolo en la misma primera posición en la que se lo había encontrado, y dejarle paso a su compañero Kazuki Nakajima , el piloto asturiano ha atendido a los micrófonos del WEC: “Ha estado bien. Ha habido un poco de mezcla con el tráfico. Con el balance del coche hemos tenido algunos problemas de sobreviraje, pero creo que ha sido una buena primera experiencia. Ahora hemos tenido algo de drama con la parada extra y el trompo, pero aún tenemos unos cuantos segundos de margen. Con suerte, podremos rematar la faena en la segunda mitad de carrera“.

Sobre la parada extra que ha tenido que completar precisamente el japonés Nakajima, Alonso ha comentado que le parecía que el nipón estaba incómodo con los cinturones: “Le han hecho parar para que esté en una posición cómoda para estar dos horas en el coche”.

Alonso también ha hablado sobre el momento más difícil de su stint, cuando en la relanzada rras un periodo de ‘Full Course Yellow’ ha tenido que lidiar de manera paralela con el tráfico y con la presencia del Toyota #7 buscando desdoblarse: El tráfico en la resalida era muy fuerte, y tenía que librarme de él tan rápido como pudiese. Obviamente, nuestro otro coche estaba detrás con mejor ritmo y neumáticos más nuevos. Que recuperaran la vuelta era también importante. Tenemos aún una ventaja cómoda, pero nunca se sabe”.