Los campeones Fernando Alonso y Jimmie Johnson intercambiaron sus coches de Formula 1 y NASCAR en un espectacular evento que se celebró durante la jornada de ayer en el circuito internacional de Bahréin.

Horas después de la que en principio fue su última carrera en la Formula 1 en Abu Dabi, Fernando Alonso volvió a la acción en otro circuito de Oriente Medio, en Bahréin. El asturiano era el principal reclamo del evento promocional conjunto que organizaron la Formula 1 y la NASCAR junto con el estadounidense Jimmie Johnson.

El doble campeón el mundo de Formula 1 llevó el coche #48 del Team Hendrick con motor Chevrolet, algo que invita a pensar que tiene muchos números de correr con este mismo fabricante en las 500 Millas de Indianápolis. Por su parte, el heptacampeón de la NASCAR se subió al McLaren MP4-28 2013 impulsado por un motor Mercedes V8.

Ambos rodaron durante casi cuatro horas con un coche totalmente diferente al que han acostumbrado a llevar en la mayoría de sus respectivas carreras deportivas. Al acabar la prueba, coronaron el evento con varios ‘donuts’ en la misma recta de meta del circuito.

Las redes sociales de McLaren y del Team Hendrick retransmitieron en directo todo el transcurso del evento, que dejó algunas imágenes muy curiosas.