Alexander Rossi probó esta semana el nuevo monoplaza de la F3 Americas que se estrena hoy. La nueva categoría de Fórmula 3 se instala en America de la mano de Honda. El campeonato cuenta con seis equipos, pero al ser una competición tan nueva, de momento solo hay cuatro pilotos.

El piloto de la IndyCar, campeón de la Indy500 en 2016, y expiloto de Fórmula 1 con Marussia hizo un primer test esta semana con el nuevo coche de la F3 y el estadounidense se quedó con un buen sabor de boca: “Es un coche que responde a todo, es un gran coche para cualquier tipo de conducción“.

La F3 Americas es aún una categoría muy incipiente, Honda es el gran aval de este proyecto que tendrá 16 carreras en seis circuitos diferentes. Este fin de semana es el momento de Pittsburgh International Race, pero la semana próxima será campeonato soporte de la Nascar. En setiembre visitarán el New Jersey Motorsports Park y el Road Atlante. En octubre y para acabar la primera temporada, tocará Nola Motorsports Park y Austin, donde será telonera de la Fórmula 1.

La categoría, de momento, solo tiene cuatro pilotos: Baltazar Lequizamon, Kyle Kirkwood, John Paul Southern y Peter Portante. Baltazar, argentino, es el piloto que tiene el honor de lograr el mejor tiempo de los primeros entrenamientos libres de la F3 Americas, 1:34.649s en concreto.

La intención de Honda es crear una categoría para la formación en monoplazas al igual que las hay en Europa y para Rossi, el monoplaza es perfecto para ese objetivo: “Es un monoplaza que se ajusta a cualquier condición. Es un coche muy rígido y que da valor al esfuerzo del piloto, aspectos que se repiten a lo largo de la formación de un piloto. Van a ser carreras muy igualadas“.

“La verdad es que me he quedado impresionado. El sonido del Honda Type R ha sido maravilloso. Me he sorprendido con todo el ruido que hacía, el turbo funcionaba muy bien y creo que han hecho un gran trabajo“, concluía Rossi.